Ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales

Por Miguel Regueira |

Normalmente, en un disco duro nos fijamos en la cantidad de espacio que nos ofrece para almacenar nuestros programas y archivos. Si es un 1 TB, mejor que 500 GB. Sin embargo, un usuario experto sabe que suele resultar mejor comprar un portátil de 128 GB de espacio que uno de 500 GB, aunque salga más caro. El motivo es que trae un disco SSD, que aporta prestaciones clave.

Un disco duro normal (o HDD) usa un sistema mecánico, en su interior hay un disco de metal que gira y una aguja que se mueve por su superficie. Eso supone limitaciones en su velocidad para acceder a los datos, ya que los elementos mecánicos son más propensos a fallos si se fuerzan. Un SSD es como una tarjeta de memoria, no tiene partes móviles que lo limiten, por lo que puede alcanzar velocidades endiabladas.

Así que vamos a conocer las ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales, que son muy importantes:

Las ventajas de un SSD

Imagen - Ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales

Lo primero que notaremos con un SSD es que nuestro sistema se apaga y se enciende muchísimo más rápido.El proceso se volverá casi instantáneo y, si tenemos programas que se abren con el equipo, estarán listos para trabajar mucho antes.

En general, cualquier aplicación se ejecutará antes, si queremos usar alguna pesada como el Phtoshop pasaremos de esperar unos interminables segundos para que se abra a tenerla disponible al instante.

Si de repente nuestro ordenador empieza a ir lento, la primera opción es reinstalar Windows desde cero. Si eso no funciona y queremos renovar alguna pieza, cambiar de un disco duro tradicional a un SSD suele ser lo que más puede hacer que gane velocidad. Aumentar la RAM es importante, pero no suele aportar tanto, y poner un procesador más potente puede salir muy caro y no siempre garantiza mejoras espectaculares.

El SSD aún tiene inconvenientes

Imagen - Ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales

El principal problema de los SSD es que son caros, así que nos solemos que tener que conformar con unidades pequeñas en comparación con los discos duros tradicionales. Aunque lo cierto es que. pudiendo guardar todas nuestras fotos y vídeos gratis en la nube, con un disco de 128 GB suele resultar suficiente para Windows y nuestros programas.

Respecto a los problemas de durabilidad de los SSD, lo cierto es que ya no deberían representar un inconveniente para nadie. Si a eso le sumamos que los SSD, a pesar de salir caros, van bajando de precio mes a mes, se están volviendo muy populares. Muchos portátiles ya los incluyen, y otros usuarios de PC cambian sus discos duros tradicionales por SSD.

En casi cualquier caso vamos a notar una mejoría, pero algunos ordenadores se han quedado demasiado obsoletos para aprovecharlos. Si tu conector al disco es un SATA 1, puedes olvidarte de una diferencia abismal. Con un SATA 2 la cosa mejora mucho, pero lo ideal es contar con un puerto SATA 3 para aprovechar la unidad a fondo. Eso sí, las ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales se notan incluso más en las unidades que se conectan por PCI, un puerto de la placa base. Por desgracia, son unidades más caras, y muchos portátiles no ofrecen un conector libre de este tipo.

El cambio es inevitable

Imagen - Ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales

Ahora mismo, se trata de buena idea que un usuario cambie su disco por un SSD para mejorar su experiencia. En un par de años resulta probable que ya vengan de serie en todos los ordenadores. En los portátiles de gama alta los SSD ya se han convertido en un estándar, pero se calcula que el precio de los SSD va a bajar bastante en los próximos meses y que los discos mecánicos dejarán de resultar competitivos a medio plazo. Por lo tanto, la industria va a vivir una transición, y los usuarios nos beneficiaremos.

Así que ya conoces las ventajas de los SSD frente a los discos duros tradicionales. Si tienes un ordenador que va un poco lento y no lo quieres renovar, el SSD es el componente que más te puede ayudar a que recupere su forma. ¡Representan un gran avance en informática!

¿Qué opinas de este tema? ¿Te vas a comprar un SSD para disfrutar sus ventajas frente a un disco duro tradicional, o no crees que necesites ese extra de rendimiento?