portada-microsoft-720x360

Microsoft mata a Kinect

Sofía Pacheco |

Más de uno se llevará las manos a la cabeza, tras saber que Microsoft ha decidido poner fin a Kinect. Pero seguirá dando apoyo técnico a los clientes que aún disfruten de Kinect en su Xbox.

Microsoft llevaba un tiempo ignorando a Kinect, así que era un movimiento más o menos previsible. Al igual que hace cosas buenas como la retrocompatibilidad de los juegos de Xbox Original, pues también toma decisiones drásticas como el cierre de Kinect.

Microsoft deja de fabricar los Kinect

Después de su debut en 2010 y haber vendido más de 35 millones de unidades de Kinect, Microsoft da por finalizada la producción del que un día fue un producto estrella.

Todo empezó hace 7 años, con una impresionante campaña de marketing para dar a Kinect el valor que se merecía. En aquel momento, era un complemento casi indispensable para la Xbox 360. Se convirtió en éxito de ventas, abriendo nuevos récords como el dispositivo electrónico de consumo más vendido.

Imagen - Microsoft mata a Kinect

Una vez pasó ese boom, llegó la Xbox One, y con ella un Kinect en su versión 2.0. Este hecho trajo más críticas que beneficios, ya que los consumidores creían que por el hecho de que la Xbox trajera de serie un Kinect, ya aumentaba considerablemente el precio de la consola. Fue a partir de ahí, cuando Microsoft empezó a no prestar demasiada atención al Kinect.

Tras esa crisis de cara a los consumidores, Microsoft decidió separar el sensor Kinect de la Xbox One y, un poco más tarde, decidieron rediseñar el funcionamiento de la Xbox para que funcionara bien sin el sensor Kinect.

Kinect sigue disponiendo del servicio técnico

Una cosa es que se deje de fabricar, y otra es que se abandone el proyecto al 100%. A pesar de que ya no se vayan a fabricar más Kinect, pero los más de 35 millones de unidades que se han vendido hasta la fecha, seguirán contado con apoyo técnico.

La tecnología que usa Kinect la podemos ver en varios dispositivos de Microsoft, por ejemplo:

Windows Hello, también se basa en la tecnología de Kinect, al igual que lo hace HoloLens. Los mismos empleados de Microsoft que trabajaron en el reconocimiento de voz de Kinect, ahora están trabajando en Cortana.

Menos mal que Microsoft no va a dejar abandonados a los usuarios de Kinect, sino sería una crisis de reputación aún más grande. Ya hemos visto que la tecnología de Kinect ha servido para muchos proyectos, y esperamos que sigan en aumento.

Xbox One ya es retrocompatible con los juegos de la Xbox original

¿Has tenido una Xbox con Kinect? ¿qué opinión tienes de Kinect?

Vía FastCoDesign

Ver Comentarios