Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Por Manuel Naranjo |

La idea de mercado Redmi, marca nacida de Xiaomi, es la de vender modelos asequibles en precio con buenas especificaciones. Después de lanzar en algunos países el Redmi Note 8, ahora llega a nuestras manos para hacerle la review el Redmi Note 8T, modelo que incorpora NFC como única diferenciación con respecto a la versión sin la T al final de su nombre.

Nos parece un teléfono muy interesante y estamos deseosos de saber si al final de nuestras pruebas pensamos lo mismo y nos deja el gran sabor de boca que nos dejó en su momento el Redmi Note 7, terminal que nos encantó en su momento llegando a casi emocionarnos.

Review: Realme 5, un digno "hermano pequeño" con 4 cámaras y 5.000 mAh de batería

Redmi Note 8T, ficha técnica

Si nos fijamos en las especificaciones del Redmi Note 8T, nos damos cuenta de que es un terminal con suficientes argumentos como para encandilar a los usuarios que compran teléfonos de esta gama.

  1. Pantalla: LCD 6,3 pulgadas, resolución FullHD+, 409 ppp y relación de aspecto 19,5:9.
  2. Procesador: Qualcomm Snapdragon 665.
  3. GPU: Adreno 610.
  4. Memoria RAM: 3 GB y 4 GB.
  5. Almacenamiento interno: 32, 64 y 128 GB ampliables por medio de tarjetas microSD.
  6. Cámara trasera: 48 MP f/1.79 + 8 MP (gran angular y f/2.2) + 2 MP (macro y f/2.4) + 2 MP (sensor de profundidad y f/2.4).
  7. Cámara delantera: 13 MP f/2.0.
  8. Conectividad: WiFi, Dual 4G, Bluetooth 4.2, NFC.
  9. Puertos y sensores: sensor de huellas dactilares, sensor facial, USB Tipo C, jack de 3,5 mm y puerto de infrarrojos.
  10. Batería: 4.000 mAh con carga rápida 18W.
  11. Sistema operativo: Android 9 + MIUI.
  12. Precio: 185 euros aproximadamente.

Compra: Redmi Note 8T (Amazon)

Compra: Redmi Note 8T (PcComponentes)

Diseño elegante

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

El Redmi Note 8T está fabricado en cristal y como suele ocurrir en este tipo de material, es bastante atrayente a que nuestras huellas aparezcan marcadas.

Pese a tener casi 200 gramos de peso no es un terminal que resulte incómodo de llevar en la mano, con un diseño redondeado que le da un aspecto elegante y consistente.

Fijándonos en la parte frontal, vemos el notch tipo gota en la parte superior de la pantalla y un marco inferior bastante grande donde incluso tiene cabida la serigrafía de Redmi.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Esto provoca que tengamos un terminal algo más voluminoso de lo que su pantalla nos dice, habiendo personas que les va a resultar difícil manejarlo con una sola mano.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

En la parte trasera tenemos el logo de Redmi en la parte de abajo, con el lector de huellas y los cuatro sensores de la cámara situados más arriba.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Esta cámara trasera sobresale bastante del cuerpo del smartphone, lo que aumenta considerablemente las opciones de que se sufra algún que otro arañazo.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Abajo observamos el puerto USB de tipo C, el altavoz multimedia, el micrófono y el jack de 3,5 mm para auriculares.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

En la parte de arriba podemos ver un sensor de infrarrojos y el micrófono de cancelación de ruido.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

En el canto derecho tenemos los botones típicos para apagar el terminal y para controlar el volumen de este.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Asimismo, en el lado contrario tenemos el slot para colocar la SIM y microSD.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

La pantalla aprueba, el sonido suspende

El Redmi Note 8T tiene un panel LCD de 6,3 pulgadas con resolución FullHD+ (2.340 x 1.080 píxeles) que otorga 409 píxeles por pulgada.

Es una pantalla que se ve bien en líneas generales y suficiente para la gama en la que nos estamos moviendo.

Los colores son un poco apagados, pero tanto detalle, como brillo y ángulos de visión se colocan en un nivel óptimo para un teléfono de su categoría y precio.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Evidentemente no estamos ante la mejor pantalla del mercado, pero es suficiente para que el contenido multimedia se vea sin ningún tipo de problemas.

Cuando utilizamos el teléfono para ver una película o un vídeo, por ejemplo, de nuestro canal de YouTube, tanta importancia tiene la pantalla como el sonido para que la experiencia sea satisfactoria.

Pues bien, este Redmi Note 8T solamente tiene un altavoz multimedia, situado en la parte de abajo del terminal como os hemos comentado antes, con el que experimentamos un volumen bastante potente con una calidad que va empeorando a medida que subimos el volumen, puesto que aparece mucha distorsión.

Review: Oppo Reno 2, un gama media con aspiraciones a gama alta

El rostro, lo mejor para desbloquear

Si queremos desbloquear el terminal, a las formas ya clásicas de patrón, contraseña y PIN, se añaden las más modernas como son el lector de huellas y desbloqueo facial.

El lector de huellas se ha comportado bien en todo momento. Es muy veloz para desbloquear, aunque alguna que otra vez nos obliga a realizar un segundo intento para reconocer nuestra huella.

Además, algo que es muy mejorable es la posición del lector ya que queda demasiado elevada y habrá usuarios con dificultades para llegar a pulsarlo con una sola mano.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Para nosotros la mejor manera de desbloquear el Redmi Note 8T es por medio del sensor facial. El desbloqueo por medio de nuestro rostro ha funcionado muy bien, aunque peca de no ser excesivamente veloz, pero sí sumamente efectivo.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Ha llegado un momento en el que hemos usado únicamente el sensor facial para desbloquear el smartphone, olvidándonos del lector de huellas.

Rendimiento a medio camino

En el interior del Redmi Note 8T tenemos:

  1. Qualcomm Snapdragon 665 como procesador.
  2. 4 GB de memoria RAM (aunque existe una versión con 3 GB).
  3. 64 GB de almacenamiento.
  4. GPU Adreno 610.

El funcionamiento del terminal en el día a día ha sido bueno en todo momento. Las aplicaciones habituales que todos tenemos en el móvil como son mensajería, redes sociales, emails, navegación, etc., las mueve sin problema, incluso teniendo varias apps en segundo plano.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

No hemos notado ningún tipo de lag ni tampoco hemos sufrido ningún cierre de aplicaciones, lo que demuestra el buen hacer del terminal.

Cuando nos ponemos a jugar a juegos donde se necesita potencia para poder tener una buena experiencia, como puede ser Call Of Duty: Mobile, es donde demuestra sus carencias y le cuesta bastante más.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Esto no quiere decir que no podamos jugar con cierta soltura, pero tenemos alguna que otra pérdida de frames y, sobre todo, en los tiempos de carga es donde más se nota que está por debajo de otros terminales de la misma gama, pero con procesadores más modernos.

Por todo esto no podemos hablar de un rendimiento muy bueno, pero tampoco de un terminal que se quede corto en este apartado.

Review: Google Pixel 4, gran cámara y mucho más en un diseño discutible

En el Redmi Note 8T tenemos Android 9 como sistema operativo totalmente enmascarado por MIUI, capa de personalización de Xiaomi.

MIUI es una capa que permite al usuario muchas posibilidades de personalización, además de un buen número de apps preinstaladas y con demasiada publicidad.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Tenemos un explorador de archivos, una aplicación del tiempo propia de MIUI, un navegador propio, una app de notas o aplicaciones de terceros como Netflix, Amazon, Facebook y AliExpress.

La sensación cada vez que probamos un terminal con MIUI es que estamos ante una de las mejores capas de personalización que hay hoy en día y eso se nota en su funcionamiento fluido, sin lag, sin parones en las transiciones y con grandes posibilidades de personalización, como te comentábamos más arriba.

Es un smartphone que viene muy bien servido en conectividad puesto que es Dual 4G, tiene Bluetooth 4.2, WiFi, NFC, USB de tipo C, jack de 3,5 mm para auriculares y puerto de infrarrojos.

Cámaras suficientes

En la parte trasera del terminal tenemos 4 sensores:

  1. Sensor principal: 48 megapíxeles (Samsung S5KGM1), apertura focal 1.79, ISOCELL y un tamaño del píxel de 0.80 µm.
  2. Sensor gran angular: 8 megapíxeles (Omnivision OV8856), apertura focal 2.2, PureCel y 1.12 µm.
  3. Sensor macro: 2 megapíxeles (Omnivision OV02A10), CMOS, f/ 2.4 y un tamaño de píxel de 1.75 µm.
  4. Sensor de profundidad: 2 megapíxeles (Omnivision OV02A10), CMOS, apertura f/2.4 y 1.75 µm de tamaño de píxel.

Review: Honor 9X, gama media con recortes importantes

Las fotos de este Redmi Note 8T no son espectaculares, pero sí suficientes para la mayoría de los usuarios que tampoco buscan fotos profesionales.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Los colores son bastante espectaculares puesto que están ligeramente sobresaturados y sobreexpuestos, consiguiendo que el detalle no se vea comprometido y esté a un nivel bueno.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Algo que hemos notado es que, en alguna que otra instantánea, las zonas sombreadas salen más claras de lo que en realidad son, lo que genera algo de ruido. Esto está provocado por el procesamiento de la imagen y no por los sensores en sí.

Al sensor gran angular de 8 megapíxeles le ocurre los mismo que al principal puesto que también sobrecarga los colores. Aun así, se comporta mejor de los que esperábamos en la mayoría de las situaciones, aunque pierde algo de detalle en las zonas oscuras o sombreadas.

El fuerte de la cámara macro no es el detalle, pero aun así nos ha gustado cómo se desenvuelve en interiores o zonas con poca luz.

Las fotos con el efecto bokeh nos han parecido bastante decentes con un difuminado bastante natural y un recorte dentro de lo esperado en esta gama.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Cuando decae la luz y tenemos que sacar fotos, la pérdida de detalle y el ruido son evidentes desde el primer momento. Si activamos el modo Nocturno conseguimos mejorar el resultado de las fotos con más luminosidad y limitando un poco el ruido en ellas, lo que hace sumamente aconsejable utilizar dicho modo.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

El Redmi Note 8T puede grabar vídeo en 4K a 30 fps o 1080p a 60 fps. En este apartado no hemos encontrado ninguna sorpresa, la grabación es correcta y la estabilización de la imagen, pese a no ser de las mejores, tampoco podemos quejarnos en exceso.

La cámara frontal es de 13 megapíxeles (Omnivision OV13855), tipo PureCel, con apertura focal 2.0 y 1.12 µm de tamaño de píxel.

Todos aquellos amantes de los selfies que pretendan comprar el Redmi Note 8T se van a encontrar con una cámara con unos colores, detalle y nitidez para poder hacerse unos autorretratos suficientes, pero sin alardes.

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Si utilizamos el modo Retrato obtenemos un recorte más o menos correcto para la gama en la que estamos y un difuminado bastante ligero.

La aplicación de cámara del Redmi Note 8T es la que ya conocemos de otros Xiaomi, con varios filtros y modos de funcionamiento entre los que tenemos:

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

  1. Foto: es el modo automático para lanzar las fotografías.
  2. 48M: teniendo activado este modo lanzaremos fotografías con los 48 megapíxeles del sensor principal. Si este modo no está activo, las fotos con dicho sensor se limitan a 12 megapíxeles con un píxel más amplio para capturar mayor luz.
  3. Retrato: es el modo para realizar fotos con desenfoque.
  4. Nocturno: si lo activamos conseguiremos mejorar nuestras fotos de noche.
  5. Panorámica: podremos hacer fotos con sistema panorámico para abarcar más escenario de foto.
  6. Pro: este es el modo para aquellos usuarios que tienen más conocimientos de fotografía y pretenden mejorar las fotos con la modificación de ciertos parámetros de manera manual, como son el balance de blancos, la ISO, el enfoque, la apertura focal o la lente.
  7. Vídeo: donde vamos a grabar nuestros vídeos (podemos elegir su calidad).
  8. Vídeo corto: limita el tiempo de grabación de vídeo a 15 segundos.
  9. Cámara lenta: es donde podremos elegir entre grabar vídeos a 120 fps o 240 fps.

Review: Motorola One Action, un terminal innovador con cámara de acción

Autonomía en la media

La batería del Redmi Note 8T es de 4.000 mAh con carga rápida de 18 W.

Utilizando el terminal para lo que todos hacemos todos los días, como es consultar emails, ver redes sociales, navegar, alguna foto y algún vídeo de YouTube con el brillo en torno al 70 %, el móvil ha resistido entre 6 y 6:30 horas de pantalla activa.

Esto implica que en ese tipo de uso cualquier usuario podrá llegar al final del día sin ningún tipo de problemas.

Cuando el uso se vuelve más exigente jugando bastante o utilizando apps potentes de manera asidua, hará que lleguemos al final de la jornada muy justos o incluso teniendo que cargar el terminal antes de que acabe el día. Como veis, son unos resultados simplemente correctos y nada espectaculares.

Si ponemos a cargar el terminal desde 0, conseguirá tener el 100% en unas 2 horas. En este apartado vuelve a no tener unos resultados sensacionales, pero sí dentro de la media de su gama.

El Redmi Note 8T, del que acabamos de hacer la review, es un buen terminal para la gama en la que se encuentra, pero sin ser claramente el mejor, como sí ocurría en anteriores generaciones, puesto que la competencia es cada vez mayor y más feroz.

Otra cosa es si hablamos del precio, que está en torno a los 185 euros, ya que en este sentido pocas marcas le pueden seguir el ritmo a Xiaomi.

Compra: Redmi Note 8T (Amazon)

Compra: Redmi Note 8T (PcComponentes)

Aun así no hay el salto cuantitativo que sí hubo en el Redmi Note 7 con respecto a las generaciones anteriores. El Redmi Note 8T es bueno, bonito y barato pero no emociona de la misma forma que su antecesor.

Puntos fuertes del Redmi Note 8T

  1. Se nota muy bien construido.
  2. Buen comportamiento de la cámara trasera en general.
  3. El desbloqueo facial es muy efectivo.
  4. Nos encanta hablar de un teléfono venido de China sin ninguna ausencia en conectividad.

Puntos débiles del Redmi Note 8T

  1. Demasiadas apps preinstaladas y con publicidad.
  2. Sonido decepcionante.
  3. Posición del sensor de huellas muy mejorable.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 8
  2. Pantalla: 7
  3. Hardware: 7
  4. Autonomía: 7
  5. Software: 8
  6. Precio: 9
  7. Puntuación global: 7,7

Imagen - Review: Redmi Note 8T, bueno, bonito y barato pero ya no emociona

Review: Asus ZenBook Duo, un portátil diferente con doble pantalla

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.