¿Qué diferencias hay entre Xbox Game Pass y Xbox Live Gold?

¿Qué diferencias hay entre Xbox Game Pass y Xbox Live Gold?

Si eres nuevo en el mundo de Xbox es posible que te preguntes qué son Game Pass y Live Gold, así como las diferencias entre los dos servicios y por qué hay que pagar dos suscripciones distintas, cuando en otras consolas solo existe una.

Por ejemplo, Sony ofrece PlayStation Plus, mientras que Nintendo tiene Switch Online. Al final, el objetivo de ambas es darnos acceso al multijugador por Internet, y justifican la cuota por el coste que supone mantener los servidores. Además, nos regalan algunos juegos cada mes como extra.

¿Xbox Live Gold subirá de precio en 2021?

Entre Xbox Game Pass y Xbox Live Gold existen más diferencias, pues la primera propone un catálogo de juegos descargables. De hecho, no todo el mundo querrá los dos servicios, así que tiene sentido que existan por separado.

Multijugador online vs biblioteca de juegos

Imagen - Diferencias: Xbox Game Pass vs Live Gold

Microsoft lanzó Xbox Live en 2002, como pionero del juego por Internet, mientras que Game Pass nació en 2017 para situarse como el "Netflix de los videojuegos". Por lo tanto, las diferencias son importantes, y esto es lo que propone cada uno de ellos:

  1. Xbox Game Pass: da acceso a un catálogo de más de 100 juegos (hay versión de PC y de Xbox) por una cuota mensual, que podemos descargar de forma digital mientras estemos suscritos. Sin embargo, no nos deja jugar a los modos online sin tener también Live Gold.
  2. Xbox Live Gold: una suscripción mensual, trimestral o anual que permite acceder al multijugador online, y que además regala varios títulos cada mes, normalmente 2 para Xbox One y 2 para Xbox 360, siempre compatibles con Xbox One y Series X/S.

Xbox Game Pass tiene un precio de 9,99 euros al mes, y dispone de versión para consolas Xbox y para PC, que son independientes. Si queremos los dos, se incluyen en Game Pass Ultimate por 12,99 euros al mes, junto con otros extras que más abajo detallamos.

Por su parte, Live Gold cuesta 59,99 euros al año, aunque existen planes más económicos: 6 meses por 29,99 euros, 3 meses por 19,99 euros y 1 mes por 6,99 euros.

Compra: Xbox Game Pass (Amazon)

Compra: Xbox Live Gold (Amazon)

Live Gold, necesario para el juego online

Xbox Live Gold resulta imprescindible para entrar a los modos online de los juegos, y es el equivalente directo a PlayStation Plus y Nintendo Switch Online. En su momento existió el nombre de Xbox Live Silver para quienes no pagaban por el servicio, que ya no se usa.

Desde principios de 2021 no hace falta Live Gold para los juegos free-to-play (gratuitos), por ejemplo, el modo Battle Royale de Fortnite es accesible gratis para todos en Xbox, una de las diferencias que en el pasado lo hacían peor que en las demás plataformas.

Muchos rumores apuntan a que Microsoft quiere eliminar Live Gold y hacer el multijugador online gratis para todos, como ya ocurre en PC o móviles. Al parecer, sería parte de la estrategia para potenciar Xbox Series X y S, pero por el momento no se ha confirmado nada.

Junto a Xbox Live Gold regalan 4 juegos al mes, suelen ser 2 de Xbox One y 2 de Xbox 360. Gracias a la retrocompatibilidad es posible disfrutarlos en las consolas actuales, si bien no suelen ser demasiado destacados. Aunque pasan a ser nuestros para siempre, los de Xbox One solo funcionan si tenemos la suscripción Live Gold activa.

Game Pass, ¿qué incluye su catálogo?

Los juegos de Game Pass van cambiando de forma periódica, y las producciones de Microsoft suelen mantenerse fijas. Además, las exclusivas de Xbox salen en Game Pass en el día de lanzamiento, cuando comprar el juego de forma individual suele costar 60 euros o más.

Es decir, el ahorro de dinero es una de las diferencias clave de la suscripción, a cambio nunca seremos propietarios definitivos de estos títulos, algo similar a lo que ocurre en Netflix, Spotify y otras plataformas.

Se incluye todas las sagas propias de Microsoft, entre ellas Halo, Gears of War, Forza Motorsport, Forza Horizon y Minecraft. También las obtenidas tras la compra de Bethesda Softworks, con licencias de la talla de Doom, Fallout, The Elder Scrolls y Wolfenstein, y también el futuro Starfield.

Imagen - Diferencias: Xbox Game Pass vs Live Gold

Respecto a los juegos de otros estudios, a veces algunas pequeñas y medianas producciones se estrenan en Game Pass, pero lo normal es que pasen bastantes meses hasta que lleguen al catálogo.

Eso sí, aunque tarden meses (o incluso un par de años), casi todas las superproducciones de las editoras externas pasan una temporada disponibles en la suscripción, aunque sean solo unos pocos meses.

Las últimas entregas de sagas como GTA, Red Dead Redemption, Final Fantasy, Resident Evil, Metal Gear Solid y muchas otras se han podido disfrutar, eso sí, los usuarios de Game Pass han tenido que esperar bastante tras su llegada inicial las tiendas.

Game Pass: tres planes disponibles

Imagen - Diferencias: Xbox Game Pass vs Live Gold

Game Pass ha ido creciendo en títulos disponibles y funciones, hasta el punto de que ahora tiene 3 planes con diferencias importantes entre ellos, si bien todo el foco está en Game Pass Ultimate.

Estas son las 3 modalidades disponibles en la actualidad:

  1. Game Pass para consolas Xbox: acceso al catálogo digital de más de 100 juegos que van cambiando.
  2. Game Pass para PC: para ordenadores Windows, no todos los juegos coinciden con la versión de consola.
  3. Game Pass Ultimate: Game Pass para Xbox + Game Pass para PC + Live Gold + EA Play + juegos en la nube (streaming).

Esta última versión es la que más promociona Microsoft, no solo es la más completa, sino que por 12,99 euros al mes Game Pass Ultimate ofrece una relación calidad-precio mucho mejor que los otros planes básicos.

Por un lado, trae EA Play, una suscripción con juegos de Electronic Arts, que de forma independiente cuesta 3,99 euros al mes (o 24,99 euros al año). Es un extra interesante, aunque no incluye lanzamientos muy actuales, al contrario que el más caro EA Play Pro para PC.

Por ejemplo, el FIFA de cada año llega a EA Play cuando esa temporada futbolística ya ha finalizado, y la siguiente entrega está anunciada.

La más importante de las diferencias de Game Pass Ultimate es que se trata de la única forma de acceder al juego en streaming de xCloud. Los títulos se ejecutan de forma remota en Internet, y se envían a nuestro dispositivo, desde donde mandamos los comandos.

Necesitaremos una conexión rápida de fibra, pero xCloud es una idea muy interesante que compite con Google Stadia, Amazon Luna y Nvidia GeForce Now por convertirse en el futuro de los videojuegos.

Casi siempre, el catálogo en la nube de Game Pass es el mismo que en consolas, pues los servidores se basan en versiones modificadas de Xbox Series X.

En un primer momento el juego en streaming era exclusivo de móviles Android, y necesitaba un mando de Xbox enlazado. Microsoft poco a poco lo hará llegar a Windows, iOS, Mac, consolas Xbox y hasta pretende lanzar un stick HDMI al estilo del Chromecast.

Además, algunos juegos se están adaptando para jugarlos directamente en pantallas táctiles, siempre que no sean muy complejos.

En resumen, son muchas las diferencias entre Xbox Live Gold y Game Pass, y este último parece la apuesta de la compañía para conseguir que las ventas de Xbox Series X rivalicen con PS5 al permitir ahorrar mucho dinero en videojuegos a lo largo de la vida útil de la máquina.

9 mejores juegos gratis para descargar en Windows

En este artículo hay enlaces por los que recibimos una pequeña comisión por cada compra, pero esto no tiene coste extra alguno para ti. Esto no repercute en nuestras recomendaciones, que son siempre independientes y objetivas.
Sobre el autor
Miguel Regueira
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios