Banco Santander sufre un robo de datos de millones de clientes: esto es lo que sabemos

Banco Santander sufre un robo de datos de millones de clientes: esto es lo que sabemos

El Banco Santander ha anunciado un robo de datos que afecta a clientes y empleados en España, Chile y Uruguay, incluyendo a algunos exempleados. La entidad financiera ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores sobre este "acceso no autorizado" a una base de datos gestionada por un proveedor externo.

A pesar de que la información comprometida no incluye datos de transacciones ni credenciales de acceso, el banco ha procedido a bloquear la base de datos y a aumentar las medidas de prevención de fraude.

Según el banco, esta brecha de seguridad no presenta un riesgo directo para los ahorros de los clientes, ya que no se ha visto comprometida información que permita operaciones financieras.

Sin embargo, la entidad ha tomado las citadas medidas preventivas para asegurar que el incidente no vaya a más. Por tanto, y tal y como ha afirmado la entidad, los clientes pueden continuar realizando sus operaciones con normalidad.

La rapidez con la que el Banco Santander ha comunicado el incidente al regulador financiero es debida a que las entidades financieras están obligadas a informar de cualquier incidente cibernético a las autoridades competentes de manera inmediata para evitar sanciones.

Por ejemplo, Abanca fue multada en 2019 con más de 3 millones de euros por el Banco Central Europeo por un retraso en la notificación de un incidente similar.

Los clientes de las filiales en Chile y Uruguay han recibido comunicaciones directas y claras en las páginas web de las entidades.

Sin embargo, en España la comunicación ha sido menos visible, lo cual ha generado inquietud, más aún tras el reciente error informático ocurrido en marzo en nuestro país, donde los clientes experimentaron duplicados en los cobros de sus cuentas, incidente que el banco atribuyó a un "error de visualización".

A principios de este año, el Banco Central Europeo anunció pruebas de estrés en 109 entidades bancarias para evaluar su capacidad de recuperación frente a ataques cibernéticos, y mientras tanto, los ciberdelincuentes están al acecho para explotar cualquier vulnerabilidad y así realizar estafas como la del SMS del Banco Santander que pide activar el nuevo sistema de seguridad.

Por tanto, y a modo de resumen, este robo de datos al Banco Santander ha sido tan solo un susto para los clientes que en principio no debería pasar a mayores si se mantiene una alta seguridad en sus sistemas.

Si eres cliente de Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell o ING, entre otros, cuidado con este peligroso malware

Vía: El País y El Independiente

  • Ver Comentarios