¿Son seguros los hostings gratuitos?

¿Son seguros los hostings gratuitos?

Vamos a analizar si son seguros los hostings gratuitos, porque cuando un servicio tiene una versión de pago y sin coste, siempre hay que valorar si existe algún "truco" en la modalidad gratuita. Desde luego, la seguridad es un tema donde sería problemático si un hosting recortase recursos.

Hay muchas opciones para crear una web y alojarla sin coste, en casi todos casos un hosting gratuito también ofrece planes de pago. Es decir, la modalidad gratuita es más bien de prueba, una manera de que conozcamos su servicio, y poco después nos pasemos a uno de sus hostings premium.

Está claro que un plan gratuito debe tener limitaciones importantes para que queramos pagar, o el negocio de la empresa no funcionaría. Como vamos a explicar, la seguridad no suele ser una de esas limitaciones, o al menos no a un nivel preocupante, pues nadie contrataría una empresa que no es capaz de garantizar la disponibilidad e integridad de su página web.

Buena seguridad, con algunos pequeños flecos

En general, cualquier hosting ofrece un elevado nivel de seguridad, pues es el requisito mínimo para que alguien quiera alojar ahí sus servicios. La seguridad es básica para que nuestras webs estén siempre disponibles, y también para evitar filtraciones de los datos que guardemos en los servidores.

Es cierto que algunos planes gratuitos pueden no ser tan seguros como los de pago. Por ejemplo, que la configuración no esté tan bien ajustada o que nos falten ciertas opciones, incluso que determinados componentes no se actualicen de manera automática como si lo hacen en las modalidades con coste.

Por otro lado, hay hostings gratuitos que se financian añadiendo publicidad a nuestras webs. En general, los filtros evitan los anuncios maliciosos, pero algunas veces fallan, y podrían llegar a enlazar a malware u otro contenido peligroso.

Otro aspecto a considerar es que un hosting gratuito no tendrá un soporte muy bueno, lo que puede dificultar que mantengamos la seguridad cuando realizamos cambios y nos surjan dudas.

La seguridad no es el punto crítico de los hostings gratis

Es cierto que los planes de pago nos pueden dar herramientas para mejorar la seguridad del hosting, pero es que un hosting gratis rara vez es suficiente para un proyecto con un mínimo de seriedad. Si queremos una web con cierta profesionalidad, deberemos pasarnos a un plan superior por otra razones.

Los hostings sin coste tienen asignados unos recursos muy escasos en los servidores, que se volverán insuficientes a poco tráfico que tengamos. En muchos casos hay un límite de tráfico mensual, si lo superamos, la web deja de funcionar.

Al final, una web que carga lento no sirve para nada, porque los visitantes se marcharán antes de llegar a verla, y Google no le dará visibilidad en el buscador. La respuesta si nos quejamos al soporte técnico, con casi total seguridad, será que necesitamos una modalidad superior.

Además, habrá otras limitaciones importantes, como poco espacio para subir nuestro contenido a la web, una única base de datos donde almacenar la información o prestaciones técnicas no habilitadas.

También las copias de seguridad serán menos frecuentes, y nos faltarán ciertos complementos o automatizaciones que hacen el diseño o mantenimiento de la web más sencillos.

Con un hosting gratis no suele venir un dominio propio del estilo de miempresa.com sino algo más complicado como sitiodehosting.com/miempresa. Este dominio que incluye el nombre del hosting es más difícil de recordar, y hace dudar de la seriedad del proyecto.

Incluso los planes más baratos suelen traer un dominio incluido en el precio durante el primer año, y es una de las primeras razones por las que se nos quedará corto el plan gratuito.

Un ejemplo de hosting gratis

Cada proveedor tiene su plan gratuito con condiciones diferente (algunos solo ofrecen versiones de pago), pero casi todos son parecidos. Vamos a echar un vistazo a un ejemplo de Hostinger, un proveedor que en general ofrece una buena relación calidad-precio:

Hostinger Free
Espacio 300 MB (solo 1 base de datos)
Ancho de banda 3 GB
Dominio Sin dominio ni subdominios
Email Sin email
Uptime (disponibilidad) 99%

Con estas reducidas prestaciones que rayan lo ridículo, podemos crear una web muy sencilla y con muy pocas visitas para un uso personal, nada más. También sirve como una especie de plan de prueba gratuito, antes de pasar a otro más avanzado.

Por lo tanto, los hostings gratuitos no recortan en seguridad, recortan en todo lo demás, y son una manera de atraer clientes, más que un servicio sin coste que emplear a largo plazo.

Hosting gratis: ¿vale la pena?

Un hosting gratis es una salida ideal para no gastar dinero, que bien sirve para un proyecto personal o escolar, pero que, sin duda, son más las limitaciones que los beneficios cuando se trata de algo más grande.

Desde la pérdida de reputación y desconfianza de los usuarios, hasta lentitud o caídas de la web, y la falta de control con los anuncios, son muchos los problemas a los que nos podremos enfrentar con este tipo de servicios.

Pero lo más importante, es que de un momento a otro el sitio web puede desaparecer sin dejar rastro y sin poder exigir explicaciones. Muchas de estas situaciones se explican abiertamente en las condiciones de servicios que aceptamos en el alta, pero pocas veces se leen con detenimiento.

Al final, los hostings gratis son seguros, pero tienen demasiadas limitaciones. Es mejor elegir un plan de pago económico para empezar, y luego plantear el cambio a un cloud hosting o soluciones superiores si va creciendo.

¿Qué es Amazon Web Services?

  • Ver Comentarios