¿Es buena idea reservar videojuegos?

¿Es buena idea reservar videojuegos?

Quizá nunca te has parado a pensar si es una buena idea reservar videojuegos, pero la verdad es que el tema da para opinar mucho. En las tiendas físicas de videjuegos siempre ofrecen realizar reservas, en las grandes cadenas venden tarjetas de compra anticipada y en las plataformas digitales se publicitan mucho las reservas. ¿Un poco sospechoso, no?

Además, con las reservas solemos conseguir "regalos", ya sean objetos físicos o virtuales para el juego. Está claro que las tiendas tienen gran interés en las reservas. Las posibilidades de hacer la venta final aumentan mucho con la reserva, y se eleva el entusiasmo del aficionado. No hay duda de que las reservas de videojuegos representan un gran negocio para la industria.

Sin embargo, cuando las compañías ponen tanto énfasis en las reservas, es un claro indicio de que no es bueno para los usuarios. Ellos buscan su propio beneficio y, si promocionan de tal manera las reservas, es porque para los usuarios no surge de forma natural reservar un juego. ¿Acaso se suelen reservar normalmente otros productos como libros, películas o música?

Imagen - ¿Es buena idea reservar videojuegos?

Nunca se debe reservar un juego

La idea de reservar un juego resulta un poco absurda. Ninguna novedad se va a agotar, podemos comprarla con comodidad en cualquier momento, incluso el día del lanzamiento. La excepción son algunas ediciones coleccionistas de tirada limitada, que sí que son complicadas de conseguir. Pero una versión normal no se va a agotar.

Por lo tanto, no hay necesidad de realizar una reserva. Pero además existen buenas razones para no hacerla. En general, un videojuego de 70 euros supone un esfuerzo económico considerable para el usuario medio, y espera obtener un buen producto. Si compramos el primer día, nos podemos llevar una decepción, y descubrir que un juego prometedor es un desastre: tiene fallos técnicos, es muy corto o, sencillamente, no divierte.

Ha pasado muchas veces y seguirá pasando, grandes producciones que al final han sido pésimos juegos. ¿Qué sentido tiene comprarlos el primer día? Lo lógico sería leer opiniones de periodistas y usuarios para decidir si el título vale la pena, ver vídeos y así estar seguro de que vale la pena gastar 70 euros en ese producto. Normalmente, en un par de días tras el lanzamiento podemos encontrar análisis muy detallados, cuando no salen incluso antes del propio estreno.

Imagen - ¿Es buena idea reservar videojuegos?

Obviamente, cada uno puede hacer con su dinero lo que quiera, pero mi opinión sobre reservar videojuegos es que se trata de una muy mala idea. A cambio de unos pocos extras corremos el riesgo de llevarnos un juego decepcionante. Lo podemos vender de segunda mano, aunque perderemos bastante dinero. Si has comprado el juego en Steam, lo puedes devolver si cumples ciertas condiciones.

Así que mi consejo es no reservar nunca videojuegos, excepto ediciones realmente especiales. Lo mejor es esperar a que podamos comprobar en Internet si el título es bueno, e irlo a comprar sin hacer las colas del primer día. A veces es complicado no dejarse llevar por el ansia consumista, pero actuar de forma reflexiva siempre resulta más beneficioso.

¿Qué opinas de este tema? ¿A ti te parece buena idea reservar videojuegos, o tampoco le ves mucho sentido?

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios