FoMo, miedo a perderse algo en las redes sociales

FoMo, miedo a perderse algo en las redes sociales

Pedro Delgado |

FoMO es una realidad. Si sientes que no puedes perderte lo que ocurre en las redes sociales y crees que la vida de tus amigos en Facebook es más interesante que la suya, probablemente estés afectado por el síndrome FoMO (Fear of Missing Out), es decir, miedo a perderse algo.

No puedes parar de consultar las redes sociales;  ves una película, vas a la playa y sientes la necesidad de tener el móvil entre tus manos para consultar lo que están haciendo tus amigos.

La culpa es de Facebook y Twitter, las redes sociales que nos han traído todo esto. Los usuarios constantemente están publicando todo lo que hacen y a la vez estamos consultando lo que hacen los demás. Hasta tal punto que se convierte en el síndrome de FoMO.

Imagen - FoMo, miedo a perderse algo en las redes sociales

Las redes sociales solo cuentan lo que quieren

Este provoca que el usuario sienta que se está perdiendo algo importante si no lo consulta en redes sociales. No solo las publicaciones sino que está como desconectado del mundo.

Tampoco hay que olvidar que lo que se publica en las redes sociales no es tan real como parece. ¿O es que alguna vez vemos algo negativo en redes? ¿Vemos cómo de mal se lo pasan nuestros amigos?    Solo se cuenta lo interesante y divertido.

Así si no tenemos en cuenta que la imagen que se da en las redes sociales es ficticia nos podemos obsesionar con que perdemos el tiempo mientras que otro lo invierten viviendo la vida. Esto es lo que ha investigado Dan Ariely, de la Universidad de Duke.

Imagen - FoMo, miedo a perderse algo en las redes sociales

3 de cada 10 personas están afectadas

Además, según un estudio realizado por la Universidad de Essex , tres de cada diez personas están afectadas por este síndrome conocido ya como FoMO.

También se ha demostrado que el miedo a perderse algo surge básicamente de la envidia y del sentimiento de exclusión. Esto provoca que las vidas de los demás sean más interesantes que las nuestras y creamos que la nuestra no lo es, por lo que evitaremos compartirla en redes sociales.

Finalmente la persona afectada por FoMO se siente muy vulnerable y es fácilmente manipulable.

¿La solución? Lo primero es admitirlo y lueg o evitar consultar constantemente las redes sociales. Tampoco hay que olvidar la capacidad crítica para ver que lo que se cuenta en redes sociales son medias verdades.

Ver Comentarios