El Gobierno podría usar el reglamento de VTC de Barcelona para frenar a Uber y Cabify

Por Miguel Regueira |

Uber y Cabify, las aplicaciones que compiten contra el taxi en todo el mundo, se encuentran en una situación delicada en España. El Gobierno quiere limitar su presencia, pero no de forma directa, y una de las alternativas que valoraría es recurrir al reglamento de VTC de la ciudad de Barcelona.

Hoy mismo Uber y Cabify celebran su "día gratis" para presionar ante el decreto ley que prepara el ejecutivo de Pedro Sánchez para aprobar este viernes 27 de septiembre. El Gobierno parece favorable a reducir la competencia que Uber y Cabify representan para el gremio del taxi.

Tras los graves incidentes del verano era necesario actuar, pero el Gobierno descarta una regulación estatal al respecto. Su idea es trasladar la competencia de las licencias VTC a las comunidades autónomas, y el actual reglamento municipal de Barcelona podría ser un "as bajo la manga".

Imagen - El Gobierno podría usar el reglamento de VTC de Barcelona para frenar a Uber y Cabify

El Gobierno buscaría implicar a los ayuntamientos

El ayuntamiento de Barcelona tiene un reglamento de movilidad urbana que limita las licencias VTC que necesitan Uber y Cabify para funcionar, y cuya aplicación supondría reducirlas a menos de la cuarta parte de las actuales. Sin embargo, el reglamento se encuentra suspendido.

La Comisión de Nacional de los Mercados y la Competencia considera que un ayuntamiento no puede exigir licencias adicionales a Uber y Cabify. Su denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha supuesto una suspensión cautelar del reglamento mientras se decide sobre el fondo de la cuestión.

De acuerdo con una filtración, el Gobierno, por medio del Ministerio de Fomento, estaría reuniéndose con Área Metropolitana de Barcelona, que redactó el reglamento de Barcelona. El objetivo sería modificar el texto para que entre en vigor sin riesgo de ser suspendido.

Imagen - El Gobierno podría usar el reglamento de VTC de Barcelona para frenar a Uber y Cabify

Si Barcelona tomara las riendas a la hora de regular las VTC, otras ciudades podrían seguir su ejemplo. Para Uber y Cabify supondría una derrota, puesto que su actividad sería limitada por los ayuntamientos, reduciendo las licencias y generando una fragmentación contraria a sus intereses.

Aunque el taxi preferiría una legislación más dura, lo más seguro es que salga beneficiado. Aparte de que Uber y Cabify podrían ver cómo las ciudades reducen el número de sus vehículos en las calles, los taxistas están acostumbrados a las regulaciones locales que favorecen su sector.

Es posible que el Gobierno ayude a reescribir el reglamento sobre VTC del ayuntamiento de Barcelona para levantar su suspensión y permita regular a Uber y Cabify desde el ámbito municipal, pero el Consejo de Ministros se reúne mañana, y lo más seguro es que se apruebe también alguna otra medida.

Google abre al público su servicio de taxi sin conductor

¿Qué opinas de esta supuesta idea del Gobierno? ¿Crees que tendría sentido recuperar el reglamento de licencias VTC del ayuntamiento de Barcelona para zanjar la crisis de Uber y Cabify?

Vía: El Confidencial

Comentarios