Los smartphones se convierten en los dispositivos por excelencia para comprar por Internet

Por El Grupo Informático |

Fue hace varias décadas que Internet no solo se convirtió en la mayor fuente de información del mundo, sino en una de las extensiones más importantes del mundo de los negocios, especialmente en todo lo referente al comercio. Esto, que hoy se conoce como e-commerce, es una de las tendencias de ventas más importantes de los últimos años.

Aunque muchos crean que las compras digitales están relacionadas principalmente con los ordenadores, la realidad es que dentro de esta tendencia ha surgido una completamente nueva: el comercio móvil (m-commerce, como se ha dado a conocer a nivel internacional), es decir, las compras por Internet utilizando teléfonos inteligentes como herramienta de preferencia.

Surgimiento del m-commerce

Este concepto, que ya se mencionaba en fuentes teóricas hace cerca de dos décadas, comenzó a posicionarse realmente cuando los teléfonos se volvieron un producto de masas. Si bien es cierto que muchos puedan pensar que hacer compras en teléfonos tradicionales es imposible, la realidad es que cientos de tiendas ya ofrecían este servicio a inicios del milenio.

Imagen - Los smartphones se convierten en los dispositivos por excelencia para comprar por Internet

Sin embargo, una vez que los smartphones se volvieron parte del día a día de la sociedad (a inicios de esta década), las compras a través de dispositivos móviles pasaron a ser una de las formas de comercio electrónico más atractivas, generando cambios no solo en las empresas que buscaban expandir sus canales de comercialización, sino también a los mismos dispositivos.

Posicionamiento del m-commerce

En los últimos años no solo hemos visto cómo surge una mayor gama de dispositivos inteligentes, democratizando efectivamente el uso de la tecnología, sino también una penetración del Internet cada vez mayor. Y no se trataría de un incremento único en el Internet estacionario (el que vemos en hogares y oficinas), sino también en el acceso a la web mediante datos móviles.

Así es como, de acuerdo con datos recientes, cerca de un tercio ($200 millardos) de todas las compras que se realizan a través de Internet ya son atribuidas a la compra mediante dispositivos móviles, una cifra que hasta hace algunos años parecía impensable, y que podría elevarse de manera significativa en los años por venir.

Imagen - Los smartphones se convierten en los dispositivos por excelencia para comprar por Internet

M-commerce y la evolución del comercio

Esta evolución del comercio gracias a los dispositivos móviles ha traído grandes cambios al comercio en general, principalmente por una mutación en el comportamiento del consumidor, quien ahora no solo toma decisiones de compra de una forma mucho más veloz que en el pasado, sino que desarrolla una relación más intensa con las marcas, y vocifera sus opiniones de forma más abierta.

Puede que a simple vista no parezcan cambios demasiado significativos, sin embargo, en la era de la información, las comunicaciones y las redes sociales, unas cuantas reseñas negativas pueden hacer la diferencia entre vender miles de productos, y perderse en un océano de oferentes y competidores de todo el mundo.

Pero esto no es lo único, sino que todo lo referente al desarrollo de estrategias de mercadeo para el sector comercial también ha evolucionado gracias al mayor uso de dispositivos móviles, con millones de empresas invirtiendo en que todos sus esfuerzos comerciales estén diseñados para no solo adaptarse a un ordenador, sino también a la pantalla de un smartphone.

Imagen - Los smartphones se convierten en los dispositivos por excelencia para comprar por Internet

Al momento de comercializar productos, y con la popularización de metodologías de comercio como el Dropshipping, cada vez es más común ver el surgimiento de herramientas como Oberlo, que buscan facilitar la administración de tiendas virtuales incluso a través de teléfonos inteligentes, y haciendo que cada vez más personas se pregunten cómo hacer Dropshipping en España.

Expectativas a futuro

Aunque muchos puedan pensar que este fenómeno es simplemente una tendencia, o que desaparecerá de cara a los próximos años, las estimaciones de expertos dan a entender que esta es una aventura a largo plazo, que no hará más que potenciarse a medida que surgen nuevas herramientas tecnológicas.

Datos recientes afirman que en menos de 3 años podremos ver que cerca de la mitad de todas las compras que se realicen a través de Internet serán adjudicadas al comercio móvil, con más del 60% de los consumidores teniendo alguna forma de interacción con sus smartphones al momento de realizar una compra online.

Imagen - Los smartphones se convierten en los dispositivos por excelencia para comprar por Internet

Por el lado de los vendedores, las inversiones en sistemas de comercio adaptados a la telefonía móvil incrementarán de forma exponencial, principalmente en áreas referentes a la accesibilidad, la velocidad y protección de los métodos de pago, el desarrollo de contenidos personalizados, y el fortalecimiento de la experiencia de compra y las estrategias de branding.

De esta manera podemos ver como los teléfonos inteligentes no solo se han convertido efectivamente en una extensión para las personas en su día a día, sino que también se han vuelto parte esencial de lo que serán las próximas décadas del mundo del comercio y los negocios.

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.