¿Portátil gaming o multimedia? Cómo elegir uno que cubra todas tus necesidades

¿Portátil gaming o multimedia? Cómo elegir uno que cubra todas tus necesidades

En ocasiones, elegir un portátil puede ser complicado, sobre todo si nos gustan los videojuegos y también vamos a utilizar el equipo para otras tareas, desde ver series o navegar por Internet a llevarlo a las clases en la universidad o al trabajo.

Hasta ahora nos veíamos forzados a escoger uno u otro, porque los portátiles multimedia no tienen suficiente potencia para jugar, mientras que los portátiles gaming eran demasiado pesados y llamativos para llevarlos a según qué lugares.

La posibilidad de comprar dos portátiles diferentes no solo saldría cara, además resulta incómodo ir cambiando de equipo a diario, con archivos y programas diferentes en cada uno.

Por suerte, algunos portátiles gaming se están volviendo más versátiles y, sin renunciar a un hardware capaz de mover con fluidez los últimos lanzamientos, también sirven para muchas otras tareas.

Imagen - Portátil gaming vs multimedia, ¿cómo escoger?

Por un lado, a nivel de dimensiones hablamos de equipos más ligeros, delgados y compactos, pues los biseles alrededor de la pantalla se han reducido.

Respecto al diseño, la iluminación LED es polivalente: podemos apagarla por completo en la oficina, usar un tono relajante para que nos acompañe mientras vemos una película o elegir una combinación agresiva para jugar.

Sin olvidar que la potencia de los portátiles gaming puede ser muy útil en otros campos: un procesador y una tarjeta gráfica punteros nos ayudarán en tareas como el retoque de fotos, la edición de vídeo o el diseño en 3D.

OMEN 15

Imagen - Portátil gaming vs multimedia, ¿cómo escoger?

Un ejemplo de un portátil versátil es el OMEN 15 de HP, que en poco más de 2 cm de grosor da cabida a un procesador Intel Core i7-9750H de 6 núcleos, una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1660 Ti y unos generosos 16 GB de memoria RAM.

Un hardware potente para los juegos, sean online o de un solo jugador, pero también para otras tareas. Por ejemplo, con el disco SSD de 256 GB será rápido moverse entre documentos u hojas de cálculo, y su WiFi 6 permite navegar rápido por Internet y ver Netflix o Disney+ sin cortes.

La pantalla de 15,6 pulgadas y resolución FHD también es importante. Ya estemos trabajando o disfrutando del tiempo libre, el espacio adicional frente a los equipos de 13 y 14 pulgadas nos vendrá muy bien.

Muchos portátiles multimedia limitan sus conexiones, mientras que en el OMEN 15 la selección de puertos es muy amplia: USB estándar, USB-C, HDMI, Ethernet, Mini DisplayPort, lector de tarjetas, jack de auriculares...

Al final, encontramos un equilibrio de prestaciones valioso en muchas ocasiones. Obviamente, no es un ultraligero, pero sí un equipo fácil de transportar y que no renuncia a nada a nivel de hardware.

OMEN Command Center

Imagen - Portátil gaming vs multimedia, ¿cómo escoger?

Además del hardware, para el gaming es importante un software capaz de optimizar la experiencia, y OMEN Command Center sirve para centralizar los ajustes más importantes, los juegos disponibles y otros extras.

Por ejemplo, nos deja ajustar la potencia del procesador y la tarjeta gráfica, para que obtengamos la tasa de fotogramas adecuada según cada título, o modificar la velocidad de los ventiladores en cada momento.

En el OMEN Command Center tendremos reunida nuestra biblioteca de juegos para abrirlos rápidamente y ver el tiempo total que les hemos dedicado. Muy práctico dada la proliferación de tiendas digitales (Steam, GOG, Epic Games Store...) que complica localizar los juegos en el PC.

Con la sección de Coaching incluso puliremos nuestras habilidades, pues la inteligencia artificial analiza las partidas y nos da consejos para mejorar. Ahora mismo funciona con League of Legends, y se irán añadiendo otros títulos, algo valioso si buscamos ser competitivos en los eSports.

Además, con el OMEN Command Center podremos configurar los accesorios gaming OMEN, pues para destacar en el multijugador online es clave un buen ratón debidamente ajustado, una alfombrilla donde se deslice de forma predecible y unos auriculares para comunicarnos con el resto del equipo.

En conclusión, quienes estén pensando en comprar un portátil no deberían ver los PCs gaming como solo orientados a los juegos. Algunos de ellos son equipos versátiles, aptos para todas las tareas y con un diseño que permite llevarlos a cualquier lado.

Mientras los portátiles multimedia muchas veces tienen especificaciones un tanto justas, con un equipo gaming conseguiremos un buen rendimiento, que hará que en los estudios, el trabajo o los momentos de ocio más allá de los juegos disfrutemos de un funcionamiento fluido y sin esperas.

HP OMEN X 2S, el portátil gaming con doble pantalla

¿Qué opinas de este tema? ¿Te planteas renovar tu portátil por uno capaz de mover los últimos lanzamientos en videojuegos?

Contenido ofrecido por la marca
Ver Comentarios