Adiós al WiFi, llega LiFi

Adiós al WiFi, llega LiFi

Seguramente alguna vez has escuchado hablar de Li-Fi, la tecnología que pretende sustituir al WiFi, algo que es muy posible y es que desde hace unos 10 años se habla más de ello y muy pronto podrían cambiar la forma en la que nos conectamos a Internet, para algo mucho mejor y más rápido.

La primera vez que se escuchó el término Li-Fi, al menos en los entornos públicos, fue de la boca del ingeniero Harald Haas durante la Conferencia TED celebrada en el año 2011 sobre la comunicación con luz visible, desde entonces mucha información ha surgido y desde el año 2015 muchos prototipos han ido apareciendo en el mercado, a tal punto de amenazar por completo al WiFi como lo conocemos, para suplantarlo por una tecnología más rápida y con dispositivos más baratos.

22 años de WiFi: así es la historia del estándar que nos liberó de los cables

Qué es Li-Fi

Imagen - Li-Fi, la tecnología que pretende sustituir al WiFi

Debemos comenzar por conocer de qué se trata la tecnología Li-Fi. LiFi es un sistema de transmisión de datos mediante luz visible o VLC, que funciona mediante la frecuencia alterada de la luz visible entre 400 y 800 THz y para ello se emplean bombillas LED que parpadean a una velocidad que es imperceptible para el ojo humano, aunque sí es totalmente captado por un fotoreceptor que debe conectarse al dispositivo y así realizar la transmisión de datos.

Básicamente, es el mismo funcionamiento de un ordenador conectado a un róuter WiFi, solo que en lugar de captar la frecuencia WiFi, debe interpretar los datos enviados por la luz convertidos en código binario, unos y ceros.

Estas bombillas especiales emplean un codificador de datos que será el encargado de retransmitir la señal a través del movimiento que hace la luz, enviando entonces una señal codificada que el receptor colocado al alcance de esa luminaria puede recibir los datos y así replicarlos en el dispositivo que hace la petición.

Hace 10 años, cuando todavía la investigación y el desarrollo de esta tecnología lograba dar sus primeros pasos, se hablaba de una velocidad de transmisión de datos de 10 Mbps, hoy en día puede lograr una velocidad estable de transmisión de información de más de 40 Gbps, incluso en laboratorios han conseguido hasta 224 Gbps.

La implementación comercial de esta tecnología lograría impactar verdaderamente en el mercado, ya que ofrecería a los usuarios un Internet mucho más rápido y también sería más barato, ya que los costos de dispositivos para retransmisión, las bombillas, sería menor al de un róuter.

Ventajas que ofrece la conectividad Li-Fi

Imagen - Li-Fi, la tecnología que pretende sustituir al WiFi

La tecnología Li-Fi puede ofrecer muchas ventajas a los usuarios, comenzando por el hecho de que se trata de una conexión mucho más estable, sin interferencias y además son bastante seguras.

Debemos tomar en cuenta, que la conectividad Li-Fi emplea todo el espectro de la luz para enviar la señal de datos que es recogida por su receptor, eso disminuye a un rango muy bajo las interferencia y fallos de señal que suceden normalmente con el WiFi.

Regularmente, la señal de WiFi puede conseguir transmitir a cierta distancia y en la medida que te alejas o aparecen obstáculos como paredes, la señal es más débil y por ello tu velocidad también disminuye. Con Li-Fi, el receptor tiene la capacidad de interpretar los datos con la misma fidelidad en cualquiera de los espectros, entre el infrarrojo y el ultravioleta, garantizando así que la red inalámbrica no falle.

Otro de los inconvenientes del WiFi y que es un punto de ventaja para Li-Fi, es que la primera utiliza solamente dos frecuencias para transmitir señal que son las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, algo que colapsa entonces todas las conexiones establecidas entre esas dos alternativas.

En Li-Fi al utilizar todo el espectro posible, se distribuyen las conexiones, permitiendo entonces que puedas emplear un mejor ancho de banda, dentro de una frecuencia que no esté colapsada. Son muchas y muy variadas las longitudes de ondas que puede transmitir esta tecnología, así que todo dependerá del receptor elegido para captar la onda correcta según la distancia a recorrer.

La seguridad es otro de los puntos fuertes del Li-Fi. Una red WiFi puede ser vulnerada incluso no estando en la misma habitación, el atacante puede violar la contraseña, solamente teniendo acceso a la señal sin importar la distancia; pero con Li-Fi funciona diferente ya que quien pretenda utilizar la red debe tener acceso físico a la luz con el dispositivo receptor para poder conectarse.

Esta es una ventaja especialmente para el segmento de la seguridad de datos, ya que haría casi imposible conectarse a una red de datos fuera del espacio físico, ya no sería suficiente obtener las credenciales, sino que tendría que estar ubicado en un lugar con acceso a la luz de esa red. Una alternativa que podría ahorrar muchos dolores de cabeza a las empresas y organizaciones tecnológicas.

El Li-Fi también tendría un uso comercial en casa, ya que bastaría con ir distribuyendo bombillas en puntos estratégicos del hogar y podrías establecer una red doméstica robusta en la que no se afectaría la velocidad por la distancia que hay del router principal.

Desventajas de usar tecnología Li-Fi

Nada es perfecto, de hecho WiFi tiene muchos más años y todavía no es completamente ideal. Usar Li-Fi podría no ser completamente idóneo, para ello tendrías que contar con el ecosistema adecuado para minimizar los riesgos de fallo.

Debemos comenzar por algo que seguramente ya lo pensaste desde el principio: si no hay luz, no hay Internet y estás en lo cierto. Para que funcione esta red necesitas tener acceso a la iluminación de la bombilla especial y ya lo decíamos antes, por ello el receptor debe recibir de alguna manera la luminaria para que pueda recibir los datos, es decir que si se tapa o si se bloquea la luz ¡Adiós Internet!

Otra de las desventajas es que al tener la limitación del envío de señal por luz, para cubrir un área necesitarías muchas de estas bombillas comunicándose para poder mantener la red entre habitaciones, por ejemplo.

Esto no sucede con WiFi siendo justos, ya que esta tecnología envía una frecuencia que puede llegar hasta tu receptor en diferentes ubicaciones, incluso si no tienes a la vista el róuter. Puedes estar en una estancia y el róuter en la habitación de la oficina, pero aún así tendrás acceso a la red, aunque no sea completamente estable la conexión o con la mejor velocidad, pero con Li-Fi sería cero.

Otro de los inconvenientes hasta ahora, sería el uso de Li-Fi para conectar móviles. Normalmente el teléfono se mantiene en nuestros bolsillos y si tu bolsillo es opaco, de tela gruesa, no tendrás acceso a la luz, es decir, no habrá Internet en tu móvil. Esto sin duda representa una de las principales limitaciones para la red de bombillas, ya que el dispositivo que más utilizamos a diario y en la mayoría de nuestras tareas es el smartphone.

Li-Fi ¿Pronto en los hogares?

Imagen - Li-Fi, la tecnología que pretende sustituir al WiFi

Ciertamente Li-Fi todavía está muy lejos de ser el Internet del hogar. de hecho los avances que se conocen hasta ahora, por ejemplo, las bombillas de Signify llamadas Trulifi están pensadas para lugares de uso abierto como hospitales, aeropuertos y grandes oficinas.

Otro de los nichos que puede tener LiFi son los aviones, porque a las aerolíneas les interesa que esta tecnología no interfiere con las radiofrecuencias y podría ser una manera de contar con Internet a bordo, sin afectar la operatividad de las aeronaves.

La firma francesa Oledcomm ha diseñado también varias lámparas, bombillas, dongles y hasta un kit para el hogar con róuter, lámpara de mesa y receptor que ofrecen velocidades de descarga de hasta 100 Mbps, que por ahora es un excelente primer paso.

¿Es posible una caída de todo Internet?

Sobre el autor

Periodista especializado en tecnología de consumo. Me gusta probar dispositivos nuevos y contar historias en los nuevos medios sociales. Soy más de iOS pero tengo un Android siempre a mano.

Ver Comentarios