5 razones para no comprar el iPad Pro

5 razones para no comprar el iPad Pro

Hace muy poco tiempo Apple presentó su nuevo modelo de iPad, el iPad Pro, como el que será el sustituto absoluto de los ordenadores en el futuro. Muchos usuarios criticaron a los de Cupertino precisamente por estas afirmaciones y lo cierto es que las ventas de este dispositivo parecen haber sido ni de lejos tan buenas como las de los MacBook Air o MacBook Pro.

El iPad Pro llega al mercado como un híbrido entre una tablet y un ordenador portátil, por lo que podríamos pensar que estamos ante un aparato con un precio intermedio también entre ambos, nada más lejos de la realidad. Ya te hemos contado los 5 motivos por los cuales comprártelo, ahora vamos a ver por qué no hacerlo.

El iPad Pro cuesta lo que un MacBook Air

El modelo de 32 GB cuesta 100 euros menos que un MacBook Air de 11" y el de 128 GB, que es la única opción con una capacidad de almacenamiento razonable para un dispositivo de estas características cuesta 20 euros menos que un MacBook Air de 13".

Las posibilidades que nos ofrece el MacBook frente al iPad Pro son mucho más elevadas, partiendo básicamente de que el sistema operativo de este último es iOS, mucho más restrictivo a nivel de aplicaciones que OS X.

Es incómodo para trabajar

Espero que no pienses en comprarte un iPad Pro para escribir todos los días en él durante un número de horas importante. Escribir sobre una pantalla táctil es tremendamente incómodo, ya que con las muñecas presionaremos simultáneamente otras partes de la pantalla ocasionándonos en la mayoría de las ocasiones más disgustos que alegrías.

Imagen - 5 razones para no comprar el iPad Pro

Por otra parte, si eres de los que quiere convertirlo en un Mac con el teclado externo, tienes que tener claro que por muy portátil y práctico que resulte, no va a resultar tan cómodo como las teclas de un MacBook o las de un teclado ergonómico. El cansancio de escribir en un teclado de esas dimensiones no tardará en verse reflejado en nuestros dedos al cabo de un rato escribiendo.

La conectividad es muy limitada

Lo cierto es que no podemos hacer lo mismo con un iPad que con un Mac, por mucho que nos empeñemos. Al iPad Pro no podremos conectarle un teclado o ratón por USB, ni un disco duro externo para copiar todas nuestras fotografías o vídeos, algo que se vuelve un problema si queremos darle el mismo uso que a un ordenador.

Una tablet no puede tener las mismas características de un ordenador portátil, ya que se convertiría en este último. Al iPad Pro le pasa exactamente lo mismo, quiere ser un MacBook táctil, pero se ha quedado en tablet.

No incluye un Apple Pencil

Uno de los principales atractivos de este nuevo dispositivo de la manzana mordida es precisamente el Apple Pencil. Es quizás lo que más resalta de los anuncios y de los vídeos promocionales de este nuevo iPad, pero por extraño que parezca, no viene incluido al comprarlo.

Imagen - 5 razones para no comprar el iPad Pro
Si queremos el lápiz inteligente de Apple tendremos que desembolsar 110 euros, una cantidad nada despreciable para muchos bolsillos y que probablemente ha sido el punto más negativo que podemos atribuirle al iPad Pro.

Su sistema operativo es iOS y no OS X

Como ya te decíamos antes, el iPad Pro incluye iOS y no OS X, como los MacBook. Esto lo debilita enormemente frente a la competencia, como la Surface de Microsoft, con la que podemos operar totalmente como si fuera un operador.

Imagen - 5 razones para no comprar el iPad Pro

Bien es cierto que iOS 9 ha mejorado enormemente su interactividad, pero no puede compararse ni de lejos todavía con OS X, básicamente, porque están destinados a diferentes finalidades

Mi valoración personal es que Apple ha creado otro producto muy bonito y que dan ganas de comprárselo, pero se ha quedado estancado en el concepto de tablet y no en un híbrido entre un MacBook y un iPad.

¿Qué te parece el iPad Pro?

Sobre el autor

Estudiante de Ing. Informática y adicta al mundo de la tecnología. Me apasionan los gadgets, por lo que me suelo comprar los más raros y novedosos que encuentro. Me podéis seguir en Facebook y Twitter bajo mi nombre.

Ver Comentarios