Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Miguel Regueira |

Lo cierto es que los smartphones de LG no sólo pueden llegar a ofrecer prestaciones de primer nivel, sino también una relación calidad-precio excelente. Hoy vamos a analizar el LG G3, que fue el terminal estrella de la marca en el 2014. A día de hoy ya no está entre los más potentes del mercado, a pesar de lo cual se ha vuelto incluso más atractivo, porque se sigue tratando de un modelo de gama alta, pero a un precio muy ajustado. Antes de comenzar con la review del LG G3 vamos a echar un ojo a sus principales características:

LG G3, especificaciones técnicas

  1. Pantalla IPS de 5,5 pulgadas 2K con 2.560 x 1.440 píxeles protegida por Gorilla Glass 3.
  2. Procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5 GHz.
  3. GPU Adreno 330.
  4. 2 GB o 3 GB de memoria RAM.
  5. 16 GB o 32 GB de almacenamiento interno, ranura para microSD de hasta 128 GB.
  6. Cámara principal de 13 megapíxeles con estabilizador óptico, enfoque láser y flash dual tone.
  7. Cámara delantera de 2,1 megapíxeles.
  8. Wi-Fi ac, Bluetooth 4.0, GPS, radio FM.
  9. Batería extraíble de 3.000 mAh.
  10. Conectividad 4G/LTE.
  11. Dimensiones de 146,3 x 74,6 x 8,9 milímetros y peso de 150 gramos.
  12. Precio entre los 339 euros y los 379 euros.

Imagen - Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Diseño

El LG G3 está fabricando en plástico de calidad, que se nota bien acabado en la mano, con un bisel metálico alrededor. La parte delantera es de vidrio Gorilla Glass 3, y el cuerpo está disponible en colores gris, dorado y blanco. En general, da una impresión premium cuando lo cogemos, como se debe esperar de un modelo de gama alta, con un diseño elegante y discreto.

La pantalla alcanza las 5,5 pulgadas, lo que hace que el LG G3 se pueda calificar como un phablet. Difícilmente podremos manejar el terminal con una sola mano, pero a cambio la pantalla resulta muy espaciosa. Eso sí, los marcos alrededor del panel de 5,5 pulgadas son muy reducidos, así que el terminal no se ve demasiado aparatoso.

El smartphone se siente relativamente ligero en la mano para sus dimensiones de pantalla. La cámara no sobresale del cuerpo, lo que resulta más cómodo y estético. El altavoz, a pesar de ser potente, no se encuentra demasiado bien situado, ya que en la carcasa trasera el sonido se pierde si ponemos el terminal sobre una mesa boca arriba.

El LG G3 no tiene botones en los cantos, la seña de identidad de esta familia es colocarlos en la carcasa trasera, en la zona superior central. Me parece una buena idea, ya que podremos usar el dedo índice en lugar del pulgar para subir y bajar volumen, aparte de para pulsar el botón de desbloqueo. Por su parte, el jack para auriculares y el puerto de carga se encuentran en la parte inferior, una ubicación que ya se ha convertido en habitual.

Imagen - Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Pantalla

La pantalla del LG G3 es de tipo IPS, y ofrece una calidad muy elevada. Fue la pionera de las pantallas con resolución 2K (2.560 x 1.440 píxeles) cuando el estándar estaba en 1080p, y gracias a eso la nitidez de las imágenes resulta absoluta. Poco sentido tendría seguir aumentado la resolución de un panel, en el LG G3 ya resulta imposible distinguir los píxeles.

Por lo demás, estamos ante una pantalla excelente, con colores vivos, negros bastante profundos para un panel IPS y excelentes ángulos de visión. Tras analizar este smartphone, entendemos que LG haya puesto énfasis en la pantalla del LG G3, porque destaca especialmente.

Rendimiento y autonomía

El LG G3 lleva un procesador Qualcomm Snapdragon 801 de gama alta, que mueve la interfaz con fluidez. Debido a la alta resolución de la pantalla, a veces hay ralentizaciones que no ocurren en terminales 1080p, pero lo cierto es que eso apenas empaña una experiencia excelente, digna de un smartphone da gama alta, que se desenvuelve sin problemas con juegos en 3D avanzados. Por supuesto, en tareas más sencillas tampoco decepciona en absoluto.

La batería se trata de un aspecto que no destaca demasiado, la pantalla 2K realiza un consumo elevado, y eso eleva el trabajo (además del gasto energético) del procesador. Por suerte, la autonomía permite al menos un día entero sin problemas, ya que el LG G3 cuenta con una batería de una gran capacidad, nada menos que 3.000 mAh. No es el mejor en este campo, pero ofrece una experiencia más que digna.

Imagen - Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Cámara y sonido

Lo cierto es que la marca surcoreana se ha esforzado con esta cámara, y nuestro análisis del LG G3 demuestra que saca fotos excelentes. Son nítidas, con colores vivos y un gran detalle, además el enfoque es muy rápido. Lo que se espera de un terminal de gama alta: una cámara de fotos capaz de sustituir a una compacta en cualquier situación.

Está claro que el LG G3 sufre un poco en la fotografía nocturna, le ocurre a cualquier smartphone. Pero, al contrario que muchos otros modelos, las capturas nocturnas no son rematadamente malas, sólo pierden algo de calidad dependiendo de la cantidad de luz.

El sonido es potente, suena muy alto y claro, con unos graves que resultan más que aceptables para un dispositivo móvil. La verdad es que poner el altavoz en la carcasa trasera no me parece una buena decisión, porque al colocarlo sobre una superficie el sonido se pierde. Pero en el caso del LG G3 esto se le perdona, dado que los marcos alrededor de la pantalla son tan pequeños que no hay sitio para un altavoz, y hacer el terminal más grande por ello no resultaría lógico.

Software

EL LG G3, un año después de salir a la venta, sigue perfectamente actualizado. Incluye Android 5.0 Lollipop, una versión bien optimizada y fluida. Lo cierto es que la personalización de LG sobre Android me parece excesiva, aunque no podemos negar que el resultado es muy vistoso e intuitivo. Ya que se incluye una capa de personalización, al menos es buena. LG no ha instalado demasiadas aplicaciones en el terminal y las que tenemos las encuentro bastante útiles.

Además, añade algunas prestaciones como poder dividir la pantalla para usar dos aplicaciones a la vez, algo que usaremos sólo en momentos muy puntuales, pero que es ingenioso. Y también nos ofrece algunas apps sencillas que funcionan como ventanas flotantes sobre las demás. Ideas bastante originales para los que quieran ir más allá de lo que ofrece Google con Android.

Imagen - Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Otros

El LG G3 cuenta con radio FM, una prestación muy útil para escuchar música en cualquier momento, y que muchos grandes fabricantes olvidan. Además, podemos comprar un cargador de contacto opcional para recargar el smartphone con sólo posarlo encima, sin tener que enchufarlo.

Por otro lado, el terminal ofrece la posibilidad de desbloquearlo con una secuencia de toques en la pantalla apagada, un sistema de seguridad ingenioso basado en pulsaciones, que seguro que llamará la atención de quien lo vea.

Conclusiones

Nosotros ya hemos probado el LG G4 y se trata de un terminal genial. Pero no todo el mundo puede pagar un smartphone último modelo. Sin embargo, el LG G3 se puede adquirir por un precio muy ajustado si buscamos ofertas (poco más de 300 euros), y ofrece prestaciones de gama alta: una pantalla de lujo, un procesador potente, una cámara de primer nivel... Nos encontramos con un smartphone que el tiempo ha tratado muy bien, y que a día de hoy resulta tan atractivo como cuando salió a la venta.

Imagen - Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Los puntos fuertes del LG G3 son su buena pantalla, su potencia elevada y el buen rendimiento fotográfico, todo con una destacada relación calidad-precio.

El principal inconveniente del LG G3 es que la pantalla 2K penaliza un poco autonomía y fluidez, aunque sin que ello desmerezca en absoluto un smartphone muy atractivo.

Web: LG

Imagen - Review: LG G3, un smartphone de gama alta que sigue muy en forma

Ver Comentarios