¿Qué es un proxy y para qué sirve?

¿Qué es un proxy y para qué sirve?

Al usar Internet hoy en día surgen muchos conceptos que se hacen necesarios conocer, como por ejemplo qué es un proxy, así como también queremos saber para qué nos sirve en nuestra cotidianidad, justamente son las dos interrogantes que resolveremos en este trabajo y así puedas sacarle mayor provecho a esta herramienta para poder navegar en la red.

Lo primero que debes saber es que esta es una de las mejores maneras de proteger tu identidad cuando navegas en Internet, porque protege tu dirección IP evitando que el sitio web que visites o las peticiones de contenido que realices no puedan conocer exactamente quién lo hace o desde dónde lo hace.

Proxy, en palabras sencillas

La verdad es que no queremos dar una clase de informática, sino que puedas entender de una manera práctica de qué se trata esta importante herramienta. Básicamente es un servidor que sirve de intermediario entre tu ordenador o dispositivo y la página web que visitas o la petición de contenido que realizas, enviando información sobre su dirección IP en lugar de entregar la tuya y de esta manera evitas que puedan ubicarte.

Cuando visitas entonces un sitio web, tu navegador no conectará directamente contigo, sino que utilizará esta especie de puente para ejecutar la acción que solicitas y dara los datos de este servidor al que estás conectado, en lugar de los de tu equipo.

En un ejemplo práctico, podemos decirte que los proxy son utilizados para acceder a contenido bloqueado por ubicación, para entrar en contenido de plataformas streaming, páginas web o ver contenido de otra región distinta a la actual.

Sin embargo, no debes confundir proxy con VPN y por ello te hablaremos de las diferencias entre estos dos más adelante. Los proxy son herramientas muy útiles para navegar de una forma más privada y anónima, evitando que puedas ser rastreado por los sitios web y luego ser víctima de la publicidad intrusiva, entre otras cosas.

Es importante señalar, que un proxy es una herramienta sencilla que enmascara únicamente tu dirección IP; es decir que los demás datos de identificación podrían estar expuestos y alguien con verdadero interés en rastrearte o con acceso a tu red podría identificarte sin problemas.

Otro aspecto que debes conocer sobre un proxy es que no hay ningún tipo de información cifrada, tal como señalamos antes, solamente oculta tu dirección IP, pero todo el contenido que envíes o solicites está totalmente expuesto, así que básicamente podría decirse que se trata de un vehículo adicional para llegar a un sitio web, ocultando tu verdadera identidad.

Para qué sirve un proxy

Además de ser una herramienta para acceder a contenido web restringido en un país, de ocultar tu IP y redirigir tu información a través de un servidor adicional, un proxy tiene diferentes funciones que pueden ser de gran utilidad.

  1. Control de acceso: Un administrador de un servidor proxy puede utilizar esta herramienta para dar acceso o denegar el mismo a un usuario de Internet, por ejemplo, una empresa que concede a un trabajador unas credenciales o configura la IP de un equipo para que pueda navegar con ciertas restricciones.
  2. Restricción de contenido: Otra de las funciones de un proxy, puede ser la limitación para acceder a sitios web específicos y bloquear categorías completas de contenido, especialmente en los entornos laborales, limitando el acceso a páginas específicas por medio de credenciales adicionales.
  3. Función de caché: Es muy común también ver que un servidor proxy es utilizado como caché local, para ello el servidor almacena todo el contenido de una página a la que se ingrese y luego cuando se haga una petición al mismo sitio desde la misma red, entrega la solicitud con el contenido almacenado, sin la necesidad de volver a solicitarlo en Internet.

Tipos de proxy

Existen diferentes tipos de proxy, que pueden ser utilizados en Internet y en redes propietarias, pero en general existen tres grandes clasificaciones:

  1. Proxy de red: se trata de un servidor que puede emplearse como parte de una red, es conocido como network proxy. Esta herramienta permite que dos socios de comunicación puedan enviar entre sí ficheros y peticiones de contenido, sin que se transmita la dirección IP de red real, también permite que se pueda generar una conexión entre dos direcciones de red que no sean compatibles.
  2. Proxy dedicado: En este caso, el proxy establece una comunicación entre dos entes de comunicación que sean afines, pero en este caso surte un efecto directo en la comunicación. Este tipo de servidor tiene la capacidad de almacenar en caché, filtrar contenido y manipular paquetes de datos que son enviados a través de las peticiones. Este tipo de proxy permite tener una disponibilidad mucho más rápida del contenido.
  3. Proxy de nivel de circuito: Este tipo de proxy es utilizado comúnmente en un cortafuegos, su funcionamiento no depende del protocolo de red y funciona como un filtro para el tráfico que proviene desde un conjunto de IP específicas y desde puertos de enlace específicos, pudiendo solicitar a un usuario credenciales de acceso como medio de autenticación de identidad.

Proxy inverso: para qué sirve

Este es un tipo de proxy que recibe múltiples peticiones desde Internet, para ingresar a un servidor dentro de un entorno, son utilizados comúnmente en servidores que alojan páginas web y te contamos los diferentes beneficios que puede aportar:

  1. Balance de carga: este es uno de los principales usos para un proxy inverso en un servidor que aloja una página web que recibe múltiples peticiones. Este tipo de herramientas facilita el acceso a varios servidores de destino, pudiendo redirigir el tráfico a cada uno de ellos de una forma equilibrada y no causar sobrecargas.
  2. Seguridad de información: Así como un proxy regular protege la dirección IP de un usuario, un proxy inverso protege la IP de todos los servidores y páginas web de quien utiliza esta herramienta, facilitando únicamente la IP del proxy que entrega el contenido solicitado y que es el que se ocupa de direccionar el tráfico.
  3. Función de caché: la función de cache en un servidor proxy inverso es muy parecida a la de un proxy instalado en una red privada, se encarga de almacenar elementos de los sitios web en servidores internos, entregando ese contenido y realiza actualizaciones periódicas para refrescar el contenido almacenado y es lo que envía a quien solicita ingresar en ese sitio.

Cómo configurar un proxy en PC

Ahora bien, ya que conoces qué es un proxy, para qué sirve, ahora te explicamos cómo utilizarlo. A continuación te indicamos paso a paso cómo configurar un servidor proxy en un PC con Windows 10:

  1. Lo primero que debes hacer es pulsar el atajo con las teclas Windows + I a la vez, eso te dará acceso inmediato al menú Configuración de Windows.
  2. Seguidamente, presiona sobre la opción Red e Internet, luego elige la opción Proxy.
  3. Elige la Configuración manual , una vez hecho debes verificar que la opción de Configuración automática del proxy esté también activa.

Imagen - ¿Qué es un proxy y para qué sirve?

  1. Verás que Windows comprobará de forma automática si la empresa o red local que utilizan cuenta con un proxy configurado, en ese caso el propio sistema operativo te indicará su nombre y solamente deberás seguir sus instrucciones.
  2. En el caso de que Windows encuentre un archivo PAC, en Configuración automática del proxy debes activar el control Usar script de configuración.
  3. Luego, solamente debes introducir la dirección del servidor, el puerto de enlace y presionar en guardar haga clic en Guardar.

Configurar un proxy en macOS

Ahora te explicamos el mismo proceso, pero realizado desde un equipo con macOS de Apple:

  1. Ingresa en el menú Apple, luego selecciona Preferencias del Sistema y presiona sobre la opción Red.
  2. En la lista que se despliega debes elegir el tipo de red que utilizas, bien sea WiFi o Ethernet.
  3. Ahora presiona sobre la opción Avanzado y luego el menú Proxies.

Imagen - ¿Qué es un proxy y para qué sirve?

  1. En el caso de que desees encontrar un servidor proxy de forma automática elige la opción Detección de proxy automática.
  2. Si recibiste por el administrador de la red un PAC, que es un archivo de configuración de proxy automática, entonces debes elegir la opción Configuración de proxy automática y luego debes introducir la dirección del archivo en el campo de URL.

Para configurar de forma manual un proxy en macOS debes hacerlo de la siguiente manera:

  1. Elige en primer lugar un servidor proxy, que puede ser Proxy FTP, seguidamente escribe tu dirección y el puerto de enlace en el espacio que verás del lado derecho.
  2. En el caso de que el servidor proxy esté protegido por credenciales debes elegir la opción “El servidor proxy requiere contraseña” y luego colocar el nombre de usuario y la contraseña en el campo correspondiente.

Proxies gratis

Los proxies gratis son muy populares, de hecho son la alternativa a las VPN pagas y te recordamos que al final te daremos las diferencias entre un servicio y otro. Hay páginas web que proveen a los usuarios de direcciones proxy en todo el mundo totalmente gratis, por ejemplo Free Proxy List, un sitio web que te ofrecerá la información de proxies ubicados en cualquier lugar y sin tener que pagar por ellos.

Sin embargo, aquí te daremos una lista pequeña de opciones de proxies gratis que puedes utilizar en tu ordenador con el procedimiento de configuración de acuerdo a lo antes explicado.

  1. Japón: 161.202.226.194 Puerto 80
  2. Francia : 163.172.28.22 Puerto 80
  3. Hong Kong: 47.244.50.194 Puerto 8081
  4. Panamá: 190.140.100.152 Puerto 55866
  5. Tailandia: 1.10.186.35 Puerto 37235
  6. Estados Unidos: 104.211.29.96 Puerto 80
  7. Rusia: 194.67.78.220 Puerto 80

Red Tor

Imagen - ¿Qué es un proxy y para qué sirve?

La red Tor lleva su nombre por las iniciales de The Onion Router, una herramienta que hace uso de una cadena múltiple de servidores proxies, que tiene la tarea de lograr que no se le pueda hacer seguimiento a la fuente de origen, es decir, que si te conectas a través de la red Tor, tu IP estará enmascarada por múltiples servidores que evitará que puedan seguirte.

Esta herramienta fue diseñada para asegurar el acceso a la información de personas que se encuentran en países con bloqueos de Internet gubernamentales y restricciones de contenido y su funcionamiento es mucho más robusto que el de un proxy tradicional.

El funcionamiento de Tor es sencillo y al descargar los ficheros desde su propio sitio web, podrás acceder a sus servicios.

Diferencias entre una VPN y un proxy

Aunque de entrada parece ser lo mismo, lo cierto es que una VPN y un proxy son bastante diferentes y te lo contamos:

  1. Mientras que el proxy tiene la capacidad de enmascarar el tráfico de una sola aplicación, casi siempre de un navegador, una VPN puede enrutar todo nuestro tráfico online desde un dispositivo, es decir que tu red completa estaría protegida.
  2. Un Proxy tiene la capacidad única de enmascarar tu IP, pero quedan expuestas tus credenciales y tu historial de navegación, algo que fácilmente le puede interesar a los entes censuradores y a los delincuentes. En el caso de la VPN todos tus datos quedarán encriptados.
  3. La gratuidad de un proxy es lo que le separa finalmente de la VPN, porque un servidor proxy por lo regular es gratuito de por vida y la VPN supone un pago mensual o anual en la mayoría de los casos.

Peligros de usar un Proxy

Todo lo que hagas en Internet y con Internet conlleva siempre cierto riesgo y el uso de un proxy no es la excepción. El principal inconveniente de un proxy, es que si bien te ayuda a proteger tu identidad, podrías quedar también expuesto ante otros peligros menos evidentes.

El principal peligro proviene de los ciberdelincuentes, porque emplean servidores proxy para llevar adelante sus delitos, ya que atacan a personas que utilizan este tipo de conexiones, bien sean de proxy gratis o de la misma red Tor, para implantar malware de seguimiento y robo de información bancaria o credenciales.

El problema se agudiza ya que las personas no están en capacidad de identificar el origen del ataque y quedan totalmente expuestos.

Otro de los grandes problemas que se presentan al utilizar un proxy es que al utilizar un servicio gratuito, probablemente estemos compartiendo una misma dirección IP con otros usuarios y en el caso de que ellos estén realizando alguna acción ilegal, nos podríamos ver involucrados de manera negativa.

Finalmente, un proxy gratuito no brinda garantías de ningún tipo, por lo que su funcionamiento podría verse mermado cuando exista un alto uso del mismo, como también podría no estar disponible en todo momento y tu IP puede verse expuesta o tener inconvenientes de navegación.

Mejores VPN gratis

Sobre el autor
César Salza
cesarsalza | LinkedIn

Periodista especializado en tecnología de consumo. Fui editor principal en CNET en Español. Me gusta probar dispositivos nuevos y contar historias en los nuevos medios sociales. Exploro Silicon Valley desde adentro para conocer mejor lo que vivimos hoy y las tendencias que vienen. Soy más de iOS pero tengo un Android siempre a mano.

Ver Comentarios