Fraude en los NFTs: compran sus propios NFTs para inflar el precio

Fraude en los NFTs: compran sus propios NFTs para inflar el precio

Si te gustan las inversiones en criptomonedas entonces ten mucho cuidado, ya que algunos vendedores compran sus propios NFTs para inflar el precio. Podrías ser víctima de una burbuja inflacionaria intencional en la que vendedores de estos activos digitales emplean estos medios para el lavado de dinero y pudiera entonces estar algún incauto en el medio de una operación torcida.

Estas operaciones parecen que van en aumento, el vendedor se encuentra de los dos lados de la transacción, alterando entonces lo que sería el valor y la liquidez de un activo digital, en este caso un NFT. El principal problema es que estas operaciones son mucho más difíciles de determinar y de localizar, ya que al ser realizadas en dinero criptográfico, la operación no admite miradas adicionales y no hay forma de confirmar lo que sucede.

Mejores VPN gratis

Sin embargo, las sospechas están allí y los números van hablando sobre ello. Una consultora de seguridad pudo rastrear operaciones por 200 millones de dólares en criptomonedas enviadas a los contratos ERC-721 y ERC-1155, vinculados directamente con Ethereum, todo ello durante 2021. En el mismo período de 2020, el valor de esas operaciones apenas superaba los 100 millones de dólares, es decir, casi la mitad.

Cómo saber la cotización del Ethereum

El lavado a través de NFT

Imagen - Compran sus propios NFTs para inflar el precio

El comercio de lavado se ha ido convirtiendo en una preocupación con el intercambio de criptomonedas que intentan hacer que sus volúmenes de comercio parezcan mayores de lo que realmente son. Particularmente, en el mundo de las criptodivisas, el objetivo de estas operaciones es inflar considerablemente el precio, generando un mercado irreal sobre el valor del activo.

Como paso final, luego de generar el proceso de inflación, esos activos son llevados a billeteras que manejan los mismos valores y así incorporar con este precio mayor en el mercado un activo que es producto de una operación ilícita.

En el caso del NFT se acerca mucho a cómo suceden las cosas con el mundo de la compra y venta de arte. Muchas obras tienen un valor subjetivo en función de la importancia que pueda tener en su propio mercado y es lo que hace subir su valor, mayormente en procesos de subastas; algo parecido está comenzando a verse con los NFT, que luego son vendidos y es una manera fácil de lavar dinero.

Un análisis publicado por la National Law Review en 2019 señala que las obras de arte como las pinturas son fáciles de mover, tienen precios relativamente subjetivos y pueden ofrecer ciertas ventajas fiscales, es lo mismo que sucede con los NFT y hasta mucho mejor, al no haber controles sobre las operaciones y al no existir físicamente, por lo que no existe la necesidad de un traslado de una pieza física.

Sin embargo hay algunos indicios claros de lo que está sucediendo en este mercado. Las investigaciones han demostrado que hay algunas direcciones para operaciones que fueron autofinanciadas, es decir, que el dinero de la transacción proviene también de la misma dirección que ejecuta la venta. Esto permite hacer lavado a gran escala y además aumentar hasta el punto deseado el valor de cualquier NFT.

Poco se puede hacer, ya que legalmente el comercio de NFT está en una especie de limbo. El lavado de dinero es un ilícito financiero y que está prohibido sobre valores y futuros convencionales, pero no existe una regulación propia para este mercado dentro del ámbito internacional, al ser un sistema descentralizado.

El valor enviado a los mercados de NFT por direcciones ilícitas aumentó significativamente en el tercer trimestre de 2021, superando el valor de un millón de dólares en criptomonedas. Esta cifra volvió a crecer en el cuarto trimestre, superando poco menos de 1,4 millones de dólares. En ambos trimestres, la gran mayoría de esta actividad provino de direcciones asociadas a estafas que enviaban fondos a los mercados de NFT para realizar compras.

Ambos trimestres también vieron cantidades considerables de fondos robados enviados a los mercados. Quizás lo más alarmante es que, en el cuarto trimestre de 2021, se determinaron 284 mil dólares en criptomonedas enviadas a mercados NFT desde direcciones con riesgo de sanciones, de acuerdo con la lista SDN de OFAC en 2021.

Lo cierto es que el comercio de lavado en NFT puede crear un mercado injusto para quienes compran tokens inflados artificialmente, y su existencia puede eliminar la confianza dentro del ecosistema de las diferentes blockchain, lo que terminaría por hacer que este mercado pueda explotar.

Aunque las blockchain no dan información sobre los titulares o propietarios y sobre las transacciones, si es posible determinar el volumen y es lo que puede generar sospechas sobre un proceso de inflado de criptomonedas y lavado de dinero a través de los NFT.

Brave: consigue criptomonedas gratis por usar este navegador

Sobre el autor
Henry Pinto
@SoyHenryTech | LinkedIn

Periodista, amante de la tecnología y de cualquier gadget curioso. Usuario Android desde siempre, aunque también me gusta iOS y escribo para contar mis experiencias en el apasionante mucho tech.

Ver Comentarios