11 consejos para comprar un buen televisor

11 consejos para comprar un buen televisor

Hacernos con una nueva TV es una inversión importante en la que no queremos equivocarnos, así que vamos a recopilar una serie de consejos para comprar un buen televisor, que nos orienten entre el enorme número de modelos en el mercado.

En general, los vendedores de las tiendas no tienen tiempo para conocer nuestras necesidades, y a veces incluso estarán incentivados para vender ciertas marcas. Si compramos online, la gran cantidad de cifras, siglas y especificaciones resultan caóticas para los novatos.

Cómo ver Disney+ en el televisor

Así que estos consejos nos servirán de base para comprar con conocimiento del producto que nos llevamos a casa, y elegir un buen modelo para nuestras necesidades.

Ten claro el uso del televisor

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Que un televisor sea más caro no quiere decir que vaya a ser el mejor para nosotros. Por ejemplo, si queremos un coche para recoger nuestros hijos del colegio, un Porsche nos servirá, pero no sería una inversión óptima.

Antes de acceder a la tienda, e incluso antes de leer el resto de los consejos de nuestra guía, hemos de reflexionar sobre qué haremos con el televisor: ver la TDT, canales de pago de un operador, seguir mucho deporte, usar servicios de streaming, jugar a videojuegos...

Es posible que vayamos a alternar distinto contenido, pero en otros casos habrá un uso predominante, y el concepto de "buen televisor" es muy diferente para quien vea la TDT, sea un cinéfilo empedernido o un gamer que juega mucho online, por poner algunos posibles perfiles.

¿Full HD o 4K?

La resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles) ya es el presente, y casi todos los televisores de gama media la utilizan. Si nuestro presupuesto no es muy ajustado y queremos que el televisor dure años, deberíamos optar por el 4K. El 8K va a tardar en despegar, y televisores 8K como los LG OLED 8K tiene precios prohibitivos por el momento.

Eso sí, las emisiones 4K de televisión estándar por TDT son testimoniales en España, y al menos hasta el 2023 no se espera que comience a implantarse. La televisión de pago de los operadores de telecomunicaciones sí dispone de más canales 4K, aunque ni de lejos todos los que ofrecen.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Las plataformas de streaming, incluyendo Netflix, Disney+, Amazon Prime Video o HBO cuentan con mucho contenido 4K, siempre que nuestra suscripción sea compatible.

Cómo ver Netflix gratis legalmente

El Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) es el estándar en las consolas PS4 y Xbox One, mientras que PS5 y Xbox Series X ya saltarán al 4K.

Por último, las TVs más económicas pueden ser de resolución HD (1.366 x 768 píxeles), que deberíamos evitar. La pixelación es notable, sobre todo en 32 pulgadas o diagonales mayores, así que el HD solo lo contemplaremos si tenemos un presupuesto extremadamente ajustado.

La importancia del sistema operativo

La mayoría de los modelos actuales son smart TVs, es decir, televisores inteligentes con un sistema operativo capaz de ejecutar apps. Su mayor ventaja es que se conectan directamente a Internet para ver Netflix, que controlamos con el propio mando.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Las principales plataformas del mercado son webOS de LG, Tizen de Samsung y Android TV, que usan fabricantes como Sony, Philips o Sharp. Salirnos de estos tres grandes sistemas supone contar con menos apps y, en general, menos funciones inteligentes.

Eso sí, no todo el mundo aprovechará la smart TV, por ejemplo, quien solo vea la TDT, o acceda al contenido a través del decodificador de su operador. Sin olvidar que con conectar un Chromecast con Android TV a un puerto HDMI disfrutaremos de sus ventajas de forma sencilla y económica.

Casi nunca será demasiado grande

El tamaño de los televisores no ha dejado de crecer, mientras que el precio de los modelos de más pulgadas ha disminuido. Las 55 pulgadas ya son asequibles y, de hecho, las TVs de gama media-alta y superiores ya no se venden en versiones más pequeñas.

En general, no debemos tener miedo a que sea demasiado grande, esa sensación de TV enorme desaparece tras unos días. Eso sí, en una tienda física es difícil hacernos una idea de cómo se verá en nuestro salón, pues es un espacio abierto con televisores de hasta 100 pulgadas.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Una referencia habitual es que un televisor 4K de 55 pulgadas debería verse a unos 2 metros para apreciar la ultra alta resolución. Por supuesto, todo el mundo tiene sus preferencias, pero en general tenemos miedo a comprar algo demasiado grande, y en la práctica rara vez es un problema.

HDMI 2.1 para el gaming

Si pensamos en comprar una PlayStation 5 o una Xbox Series X, es muy importante que el televisor soporte HDMI 2.1. Esta versión del puerto permite aprovechar todas las funciones de las nuevas consolas, como el 4K a 120 fps, la activación automática del modo juego y Variable Refresh Rate (VRR) que hace más fluidas las partidas.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Aún quedan muchos televisores sin HDMI 2.1, y los modelos que lo emplean suelen ser algo caros, pero a los gamers les valdrá la pena el esfuerzo. Si el presupuesto es un problema, quizá lo mejor sea optar por Xbox Series S y un televisor Full HD, donde perdernos las ventajas de HDMI 2.1 no será tan grave, y ahorraremos bastante.

Paneles IPS, OLED, QLED y más

El tipo de panel es clave a la hora de escoger un buen televisor, pues determina la calidad de imagen. Los más habituales son IPS, con un buen color, ángulos de visión amplios y un precio aceptable.

Un nivel por encima están los QLED de Samsung o los NanoCell de LG. Son básicamente la misma tecnología, pero con un recubrimiento de puntos cuánticos que mejora el color, y además permite un brillo muy elevado.

¿Qué es la tecnología Nanocell?

Los televisores convencionales reciben la iluminación desde la parte trasera del panel, lo que impide mostrar negros completos. Una mejora es el "local dimming", donde la pantalla tiene una cuadrícula de puntos de luz que eleva el contraste por zonas.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

El OLED es el tipo de panel más avanzado, pues es capaz de apagar los píxeles del televisor uno a uno. Esto ofrece unos negros muy puros, un color rico y una calidad de imagen elevada. El OLED es más caro, y algunos paneles pueden sufrir problemas de durabilidad, pero es una tecnología superior.

Para saber más, hemos comparado OLED, Super UHD y Quantum Dots, unas tecnologías que llevan tiempo en el mercado, pero en los próximos años serán sustituidas por nuevos tipos de paneles.

Cuidado con el HDR

Ya hemos profundizado en el HDR, un estándar que aumenta el rango de color del contenido, al igual que el brillo máximo y mínimo. Muchos televisores actuales soportan HDR, aunque no todos de una forma adecuada.

Para que el brillo más amplio sea perceptible, es necesario local dimming o un panel OLED. Si el panel tiene una retroiluminación uniforme en todas las zonas, no es posible representarlo bien.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Además, debemos considerar las diferencias entre HDR10, HDR10 y Dolby Vision, los tres estándares actuales. En principio, Dolby Vision es el más completo, pero Samsung no lo utiliza, así que también existe bastante contenido en HDR10.

Una buena idea sería revisar el formato usado en la plataforma de streaming o consola que usemos, para evitar incompatibilidades con el HDR del televisor que pensamos comprar.

Peana, fijación en pared y otros detalles

A la hora de comprar una TV también hay que valorar detalles menos técnicos. Muchas veces querríamos que su peana nos permite girar el televisor para verlo desde diferentes ángulos, pero casi ninguno lo permite actualmente.

Las opciones son un soporte VESA giratorio, ya sea en una mesa de televisión o fijado en la pared. El formato es de tipo VESA 100 x 100, donde los números indican la distancia entre los tornillos de anclaje.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Casi cualquier televisor trae los orificios necesarios, pero no está de más cerciorarse. Aparte de revisar si el soporte, la pared y los anclajes aguantarán el peso.

Tampoco debemos olvidarnos de la instalación, si es un modelo grande quizá nos interese contratar el servicio para que lo haga un técnico. De lo contrario, hemos de pedir ayuda a un conocido, pues montar un televisor (incluso en su peana original) por una sola persona es complicado.

Atención al sonido

Los fabricantes estarán encantados de vendernos una barra de sonido para nuestro televisor pero, aparte de suponer un gasto extra, ocupan espacio y añaden complejidad a la instalación. Por lo tanto, lo mejor es buscar un televisor con unos altavoces con potencia suficiente.

Al menos deberían ser de 20 o 40 W, dependiendo del tamaño de la habitación donde vaya el televisor. También sería deseable que cada altavoz tuviera dos vías (para bajos y medios/agudos), pues la calidad será mejor.

7 auriculares inalámbricos para el televisor

Al final, en este aspecto lo deseable es escuchar por nosotros mismos al audio del televisor, el volumen máximo y si distorsiona. Funciones como Dolby Atmos son útiles, pero no tienen demasiada aplicación en la propia TV, realmente necesitaríamos una barra de sonido para aprovecharlas.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

En los modelos premium las opciones crecen, en algunos casos el audio sale del propio panel del televisor, e incluso puede complementarse con altavoces externos.

Mando a distancia, ¿clásico o minimalista?

Un buen mando a distancia es un elemento importante, pues con él interactuamos frente a la TV. En primer lugar, existen modelos clásicos, con un gran número de botones para cada función, un pequeño teclado numérico, la cruceta de control, accesos directo a apps y otros elementos.

Los mandos actuales optan más por el minimalismo, incluyen muchos menos botones, solo los necesarios para moverse por la interfaz de la smart TV, que es donde realizaremos las acciones. Además de una cruceta, pueden traer una superficie táctil, control por movimiento o reconocimiento de voz.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

El tipo de mando no solo es una cuestión de gustos: si una persona mayor va a usar el televisor, tal vez sin los números para cambiar de canal tenga dificultades.

No te dejes llevar por el marketing

La publicidad nos incita al consumo en todos los sectores, pero en el mundo de las TVs además resulta extremadamente confusa. Casi todos los fabricantes disponen de las mismas tecnologías, pero utilizan denominaciones muy diferentes.

Lo mejor es consultar directamente la ficha técnica a la hora de comprar, o buscar análisis del televisor, para intentar entender lo que ofrece en realidad.

Por ejemplo, los QLED de Samsung tienen un nombre parecido a los OLED, pero no tienen nada que ver: son paneles IPS recubiertos por puntos cuánticos.

La tecnología HDMI CEC permite que los dispositivos apaguen y enciendan la TV, pero cada marca la llama de manera diferente: LG SimpLink, Samsung Anynet+, Sony Bravia Link, Philips EasyLink, etc.

Algunos casos se vuelven más confusos si cabe, pues los televisores Sony Bravia optimizados para PlayStation 5 utilizan un sello "Ready for PlayStation 5" que se basa en algunas funciones estándar que cualquier marca ofrece y otras desarrolladas específicamente por Sony.

Imagen - 11 consejos para comprar un buen televisor

Son solo un par de ejemplos, pero casi cualquier elemento puede utilizar una denominación de marketing propia, así que solo queda investigar para saber qué características reales nos ofrecen tras estos nombres llamativos.

Estos son algunos consejos generales a la hora de comprar un buen televisor para un uso doméstico, algo que no es sencillo, y que nos exigirá bastante tiempo, pero resulta más sencillo con unas serie de fundamentos.

8 apps para ver la televisión gratis en Android

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios