Hackear un iPhone es más fácil que un Android

Sofía Pacheco |

En alguna ocasión puede que nos hayan vendido aquello de "iPhone es más seguro". Puede que en algunos aspectos Apple gane a Google, indiscutiblemente, y viceversa, pero se ha demostrado que es más "sencillo" hackear un iPhone que un móvil Android.

En las pruebas se han enfrentado varias marcas de móviles, y lo más curioso de todo es que el móvil más "íntegro", en cuanto a seguridad, ha sido el Huawei P20 Pro.

Clearview, la app que usa el FBI para identificar a las personas

Todo esto llega a causa de las idas y venidas que está teniendo el tema privacidad y seguridad en la actualidad, frente a las exigencias del gobierno americano que sigue presionando para que las empresas tecnológicas eliminen el cifrado de extremo a extremo y poder dar acceso, o facilitarlo, a las autoridades pertinentes como el FBI.

Hay dos empresas, que trabajan conjuntamente con el FBI, que han declarado que pueden tumbar ese cifrado y acceder a los datos de los móviles. Se tratan de móviles de gama alta y del mercado actual.

Esto se debe a que existen una serie de vacíos y "puntos ciegos" mediante los cuales estas empresas especializadas pueden acceder a la información con facilidad.

Según el NIST (Instituto Nacional de Estándares y Tecnología), este tipo de comprobaciones y pruebas poco o nada tienen que ver con el debate actual entre las tecnológicas y los gobiernos.

Al parecer, ellos realizan estas pruebas como parte de un "entrenamiento" en un constante estudio de las tecnologías actuales para que, de cara a un caso real, se sepa actuar con exactitud.

La idea, y por la que el gobierno americano presiona tanto, es para que las tecnológicas faciliten el trabajo al FBI de cara a investigar a algún terrorista. Esto supondría poner en entredicho la seguridad y la privacidad de miles de millones de usuarios de Android y de iPhone. Es por esto por lo que las empresas de teléfonos se niegan tanto a ceder.

Ya quedó claro que Apple no había cumplido al 100% con su política de cifrado, ya que había permitido que el FBI accediera al iCloud facilitando así las investigaciones de las autoridades.

Volviendo al hackeo, el programa Computer Forensic Tool Testing del NIST, dispone de un software llamado UFED 4PC capaz de acceder a los datos de casi cualquier móvil moderno siendo capaz de extraer información confidencial como la ubicación, contactos, registro de llamadas, mensajes, datos de redes sociales, correo electrónico, etc.

Este software lo tuvo fácil cuando practicaban con un iPhone X, así como otros modelos anteriores al citado. Fueron capaces de obtener toda la información que hemos comentado en el párrafo anterior.

Imagen - Hackear un iPhone es más fácil que un Android

El software UFED 4PC no pudo obtener información de cuentas de Gmail en los iPhones con los que se testeaba el software, pero basta con que la policía pida una orden judicial para acceder a todos los correos y la nube asociada a las cuentas de Gmail.

Cellebrite es un programa capaz de acceder a los móviles y obtener información, especialmente los mensajes.

Con este programa se hicieron diversas pruebas en varios móviles Android y el que salió victorioso fue el Huawei P20 Pro. Por detrás quedaron otros modelos tan conocidos como el Pixel 2, Samsung Galaxy S9, y tablets como la Ellipsis 8 y la Galaxy Tab S2.

De todos ellos, salvo del Huawei, se consiguió información, pero fue incompleta e imprecisa, ya que no hubo datos suficientes ni de redes sociales, ni de ubicaciones, búsquedas, etc.

El detective Rex Kiser, encargado de los exámenes forenses digitales para el departamento de Policía, dijo que Cellebrite es el mejor programa que existe en la actualidad para acceder a los móviles modernos y obtener toda la información posible.

Cellebrite es bastante buena herramienta tanto en Android como en iPhone, pero le ha salido competencia. Una competencia que afirma poder acceder a todos los iPhones actuales.

Esa competencia se llama GrayKey, y según las pruebas del NIST, este programa es capaz de obtener casi el 100% de los datos que guarda un iPhone.

Existen varios programas capaces de tumbar los cifrados móviles en la actualidad, pero ya depende del país donde se lleve a cabo la investigación, así como también de a qué departamento incumba, ya que la Policía trata con un programa, el FBI con otro, los forenses informáticos con otros, y así sucesivamente.

Sea como fuere, en cierta medida es bastante más fácil hackear un iPhone que un móvil Android, ya depende del programa que se use, y la información concreta que se quiera extraer.

Vía: Vice

Comentarios
  • hack723 | El 30 Ene 2020, 23:52
    el articulo es un chiste me e reido mucho hablar con un forense de verdad por que este articulo es de risa
Para comentar debes: Iniciar sesión