Review: Honor MagicBook Pro, una gran pantalla en un portátil versátil y ligero

Review: Honor MagicBook Pro, una gran pantalla en un portátil versátil y ligero

Honor continúa haciéndose con un hueco en el mercado tecnológico, proponiendo dispositivos accesibles con un buen precio y con características bastante conseguidas. No podemos decir que su nuevo Honor MagicBook Pro sea excepcional, pero sí que es una opción muy recomendable para quienes quieren tener un portátil potente y versátil a un precio muy correcto. Te lo contamos todo en esta review.

Sin duda una de las principales mejoras de este nuevo portátil de Honor es el aumento del tamaño de su pantalla, que supera las 16 pulgadas y que supone un desembolso mucho menor al de la mayoría de dispositivos con similares dimensiones, menos de 850 euros.

Pese a las dimensiones de la pantalla, resuelve muy bien, en nuestra opinión, uno de los aspectos más importantes de este tipo de ordenadores: el peso. Sus apenas 1,7 kilogramos lo convierten en un dispositivo fácilmente transportable.

Por supuesto, pese a que se asoma el Pro en su apellido, carece de algunas las prestaciones de lo que habitualmente consideramos un portátil profesional, como el Huawei MateBook X Pro. Por supuesto, no podemos olvidar que estamos hablando de un dispositivo cuyo precio no llega a los 900 euros y los modelos considerados profesionales están mucho más próximos a los 1.500 euros.

Honor Hunter V700: especificaciones y precio

Honor MagicBook Pro, especificaciones

  1. Pantalla: 16,1 pulgadas con resolución de 1.920 x 1.080 píxeles que ocupa un 90% del frontal.
  2. Dimensiones y peso: 16,9 mm de grosor y 1,7 kg de peso.
  3. Procesador: AMD Ryzen 5 4600 H de 6 núcleos.
  4. Memoria RAM: 16 GB DDR4 2.666 MHz.
  5. Almacenamiento interno: 512 GB SSD.
  6. Sonido. micrófonos duales integrados.
  7. Cámara: webcam HD de 1 MP oculta en el teclado.
  8. Gráficos: AMD Radeon Ryzen 5 de 6 núcleos y 1.500 MHz.
  9. Extras: teclado retroiluminado y lector de huellas.
  10. Conectividad: WiFi y Bluetooth.
  11. Puertos y sensores: 1 x HDMI, 3 x USB 3.0 y 1 x jack de auriculares.
  12. Batería: 56 Wh.
  13. Sistema operativo: Windows 10.

Diseño discreto, adecuado para ser nuestra herramienta de trabajo

Un concepto engloba prácticamente todo lo relacionado con el diseño en este MagicBook Pro: movilidad. El nuevo portátil de Honor quiere ser esa libreta de apuntes que guardamos en el bolso, el boli que escondemos en la cartera, el ordenador de sobremesa desde el que gestionamos todo nuestro trabajo, nuestra agenda y nuestro espacio de referencia para hacer videollamadas.

Y consigue aunar todo eso con unas dimensiones notables, con sus 16,1 pulgadas y un peso bastante conseguido: 1,7 kg. Es decir, podemos trasladarlo de una mesa a otra de la casa, viajar con él y acudir a reuniones importantes sin que nos suponga un engorro trasladarlo.

Quizá por eso, por este aspecto funcional, no podemos decir que sea un dispositivo en el que destaque la estética. El Honor MagicBook Pro es lo que es y, como los poetas del Renacimiento, pretende ser conciso, natural y preciso. El contenido determina el continente. La poesía está en lo que nos ofrece el portátil y no tanto en su forma.

Pero eso no desmerece su estética. Su chasis de aluminio es elegante, perfecto para resultar formal en una reunión de trabajo. Respecto a la versión anterior, ha ganado en las dimensiones de la pantalla, con 16,1 pulgadas frente a las 15,6 de los modelos anteriores.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Y lo ha hecho gracias a reducir sobremanera los bordes, casi imperceptibles, mucho más finos, de modo que aproximadamente un 90% es pantalla. En esto ha seguido el ejemplo de ordenadores como el HP Spectre x360 15, que también apostó por una pantalla casi sin bordes.

Si eres de los que buscan un portátil a juego con el tono de la mesa con el que trabajas o con la pintura de tu hogar, no vas a tener muchas opciones para elegir. Bueno, en realidad solo vas a tener una, porque el Honor MagicBook Pro cuenta con solo una versión de color gris espacial. Si algo destaca de la misma es su discreción.

Enmarcado en esta intención de no llamar excesivamente la atención, su webcam se esconde en el teclado, concretamente entre las teclas F6 y F7. Es una tecla específica para esta función que se levanta cuando la utilizamos como tal.

Por otro lado, en la parte superior derecha contamos con un lector de huellas, discreto como lo es todo el portátil, y funcional, como corresponde al Honor. La verdad es muy útil y cómodo empezar a trabajar solo juntando la yema de nuestro dedo al teclado.

Además, el mismo espacio de la huella funciona como botón de encendido y apagado, por lo que podemos empezar a trabajar solo utilizando un dedo.

Echando un vistazo por sus finos laterales, encontramos los puertos de conexión. Antes de nada, vamos a empezar diciendo que echamos de menos una ranura para la tarjeta SD, presente en casi todos los portátiles de esta gama. Tampoco aparece por ningún lado la opción de puerto Thunderbolt.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Sí contamos, sin embargo, con tres puertos USB 3.2 de Tipo A, un espacio para conectar nuestros auriculares, el habitual puerto USB C, que sirve para cargar el Honor y una salida HDMI 2.0. ¿Suficiente? Bueno, esto es cuestión de gustos.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Demasiado espacio para su panel táctil en el teclado

Como podéis ver, tampoco existe demasiadas innovaciones en el teclado. Un espacio para las teclas retroiluminadas y un panel táctil en la parte más próxima a nosotros.

La verdad es que el teclado en sí tiene una respuesta inmediata. Las teclas no se muestran resistentes a nuestra pulsación como en muchos otros portátiles en las que nos las vemos y nos las deseamos para adaptarlas a nuestros dedos.

Sin embargo, para nuestro gusto la configuración del teclado no es la mejor. Como periodistas que somos, encontramos que el espacio que se ha dejado a las teclas es menor del indicado para lograr la necesaria comodidad cuando trabajamos.

Nos falta también un panel específico para los números. Sabemos que no está presente en muchos de los últimos portátiles, pero qué queréis que os digamos, a nosotros nos resulta bastante útil.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

En nuestra opinión, el espacio del panel táctil es excesivo en detrimento del teclado, que se aleja más de lo que estamos acostumbrados de nuestras manos.

Como decíamos en la introducción, el teclado esconde sorpresas. La más simpática es la webcam, que analizaremos a continuación, y que se esconde bajo una tecla falsa situado en la parte superior, entre el F6 y el F7.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Por otro lado, encontramos, en la parte derecha, la tecla de encendido, que además reconoce nuestra huella dactilar. Aunque ya está presente en otros ordenadores como el Huawei MateBook 2020 AMD, nos parece un hallazgo que hace mucho más cómoda la usabilidad del dispositivo.

Basta con colocar nuestro dedo sobre ella y estaremos en disposición de empezar a utilizar nuestro equipo. Al contrario de lo que ocurre en muchos dispositivos móviles, identifica muy rápidamente nuestra huella. Al menos en nuestro caso, no ha tenido ningún fallo en este sentido en todas las veces que lo hemos utilizado y ha funcionado de forma muy rápida.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Excelente rendimiento como equipo de trabajo, no tanto para juegos exigentes

Como venimos diciendo, el Honor MagicBook Pro es una magnífica opción para convertirlo en nuestro equipo de trabajo. Se trata de un portátil tremendamente útil que aúna a su movilidad unas características de hardware que lo hacen perfecto para que se convierta en nuestro modelo de referencia.

Eso sí, si quieres tener un portátil que además te dé unos resultados excelentes en juegos que exijan un equipo y una gráfica muy potente, quizá sea mejor que busques una alternativa.

El MagicBook Pro cuenta con un procesador Ryzen 5 4600H, 16 GB de RAM, 512 GB de almacenamiento SSD PCIe y una CPU de seis núcleos. La verdad es que el rendimiento de la CPU es magnífico. La integración de todas estas características da como resultado un dispositivo con una respuesta rápida, que hace muy fluido el uso, aunque la carga de trabajo que le exijamos sea alta.

Hemos podido comprobar también que su sistema de doble refrigeración ofrece muy buen resultado. Todos conocemos ejemplos del sobrecalentamiento de algunos equipos cuando lo sometemos a bastante carga de trabajo. Según nuestra experiencia, esto no ocurre con el flamante equipo de Honor.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Por otro lado, no solo es discreto en su diseño, como hemos señalado. El MagicBook Pro es como el niño bueno de la clase, el que no se hace notar, el que no cuchichea con sus compañeros. Se muestra completamente silencioso cuando trabajamos con él. De momento no nos ha aparecido nunca esa molesta respiración a lo Darth Vader que nos regalan otros dispositivos similares a este.

Ahora bien, tanta discreción le hace no destacar demasiado en otros aspectos. Quizá una de las principales sea que tiene una la AMD Radeon Ryzen 5 compuesta por 6 núcleos trabajando a 1.500 MHz, pero no cuenta con gráficos dedicados. Esto, sin duda, es una importante traba que quizá nos impide disfrutar al máximo de algunos de nuestros juegos preferidos.

Por otro lado, si tu trabajo se centra en el diseño gráfico y utilizas programas muy potentes, lo mejor es que busques alternativas. El Honor MagicBook Pro es un excelente portátil, pero aunque en ocasiones nos parezca que quiere ser similar al MacBook Pro, no está hecho específicamente para diseño gráfico ni similares.

Para un uso no especializado, hemos podido comprobar que su fluidez es excelente. Abrimos varias pestañas y no encontramos problema alguno en la navegación, mientras que la velocidad es extraordinaria. Las páginas cargan perfectamente, sin ralentización, y nos sentimos muy cómodos haciendo varias tareas a la vez.

La versión que hemos podido probar cuenta con 16 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento. Realmente nos parecen los valores más adecuados para un portátil de estas características.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Respecto al sonido, tenemos unos altavoces integrados, que están ocultos en el teclado. No encontramos queja alguna sobre ellos. Los sonidos graves asoman claros y profundos. Nosotros lo hemos utilizado sobre todo para ver películas y la experiencia ha sido muy positiva.

Es evidente que no es el mejor modelo para escuchar todos los matices del Concierto de Navidad de la Filarmónica de Viena, pero, a no ser que seamos unos expertos, creemos que es más que suficiente para un portátil de estas características.

Una autonomía idónea

Ya hemos dicho que el Honor MagicBook Pro es un perfecto ordenador de trabajo, a no ser que tengamos unas necesidades de gráfica extremadamente potentes. Y esta funcionalidad se observa en la autonomía.

Nuestro portátil es capaz de trabajar durante unas 11 horas sin necesidad de carga en vídeo de 1080p, lo que supone un tiempo de sobra para aguantar toda una jornada laboral. Su batería cuenta con una capacidad de 7.330 mAh (56 Wh).

Además, su cargador de 65 W nos permite una carga bastante rápida en momentos de necesidad, de modo que en apenas media hora conseguimos tener la mitad del portátil cargado.

Webcam, un contrapicado que no consigue nuestro mejor perfil

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Esta es una de las quejas principales de muchos usuarios. Es evidente que ocultando la webcam en el teclado consiguen hacer más fino el panel principal, pero esto redunda en una imagen menos natural de nosotros cuando hacemos videollamadas.

Como ya hemos dicho, la cámara del Honor MagicBook Pro se esconde entre las F6 y F7. Si intentas pulsar la tecla, con el icono de una cámara, verás que no se puede. Sin embargo, podrás levantarla para que la cámara apunte hacia ti y pueda grabarte.

A nivel de diseño no podemos decir que no sea original. Pero si nos ponemos quisquillosos, un contrapicado no suele ser sacar el lado bueno del usuario (para los que lo tengáis). Particularmente nos parece un ángulo extraño. No es lo mejor una cámara que te pille desde abajo.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

No tenemos, sin embargo, nada que decir a la calidad de la imagen. Cuenta con una correcta resolución de 1.280 x 720 píxeles y una grabación a 30 FPS. Pero, insistimos, no nos gusta la disposición de la cámara.

En un portátil diseñado especialmente para viajar con él, puede ser habitual que tengamos que apoyarlo en nuestro regazo en algún momento. Y no es el mejor ángulo para conseguir una buena imagen.

Un precio tentador para un portátil muy interesante

En cierto modo, creemos que el MagicBook Pro está más que inspirado en el MacBook Pro de 16 pulgadas y, en cierto modo, quiere ser una versión económica del mismo. Desde luego en relación con el precio lo ha conseguido, ya que sus alrededor de 850 euros son muy estimulantes.

Sin embargo, es evidente que no puede competir con un producto que cuenta con cuatro puertos Thunderbolt 3, una batería mucho más grande, una pantalla de mayor resolución y seis altavoces. Sí que puede, sin embargo, ser una alternativa low cost más que respetable.

La realidad es que el Honor nos ofrece una experiencia de uso muy positiva. Es rápido, silencioso, ligero, fluido, versátil y su batería aguanta perfectamente lo que necesitamos. Y, sobre todo, nos parece que tiene un precio muy ajustado para ser el dispositivo principal de nuestro trabajo.

Imagen - Honor MagicBook Pro, análisis con ficha técnica

Claro, habríamos cambiado cosas en el teclado, que no acaba de resultarnos amigable. Por supuesto, es mejorable y no creemos que sea el mejor dispositivo si queremos jugar o desempeñarnos al máximo nivel en diseño gráfico.

Pero, en realidad, tampoco creemos que sea un portátil construido para ese objetivo. Todo lo que buscamos en un ordenador de sus características lo hace, y lo hace bien. Habríamos puesto, es verdad, la cámara en otro sitio, aunque eso supusiera aumentar un poco sus biseles y el peso.

Pero por lo demás, nos gusta estar con él. El Honor MagicBook Pro es un compañero agradable que estamos convencidos de que va a estar dispuesto a facilitarnos todas nuestras tareas.

Puntos fuertes del Honor MagicBook Pro en nuestra review

  1. Ligereza, es perfecto para llevarlo de un lugar a otro.
  2. Versatilidad.
  3. Magnífica pantalla de 16,1 pulgadas.
  4. Precio accesible.
  5. Autonomía suficiente.
  6. Un portátil perfecto para trabajar.

Puntos débiles del Honor MagicBook Pro en nuestra review

  1. Limitado para los juegos más exigentes o diseño gráfico profesional.
  2. Teclado mejorable.
  3. La webcam integrada en el teclado.
  4. Ausencia de diversidad de opciones de color.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 7
  2. Pantalla: 9
  3. Hardware: 7
  4. Autonomía: 9
  5. Software: 8
  6. Precio: 9
  7. Puntuación global: 8.1

9 mejores portátiles de 2020

Sobre el autor
Javier Martín
LinkedIn

Periodista. Nada me gusta más que contar historias y a eso me he dedicado en diferentes editoriales como Planeta o el Grupo Godó. Cada día, los avances tecnológicos me dejan con la boca abierta. Intento entenderlos para luego explicarlos en El Grupo Informático.

Ver Comentarios