Huawei ya tendría un fabricante de procesadores para evitar el bloqueo de EE. UU.

Huawei ya tendría un fabricante de procesadores para evitar el bloqueo de EE. UU.

Huawei no se resigna ante las sanciones que Estados Unidos le ha impuesto en su guerra comercial con China, y ahora se ha filtrado que Huawei trabaja en una fábrica de procesadores sin tecnología de EE. UU. para evitar el bloqueo comercial.

Los últimos chips de la compañía, como el puntero Huawei Kirin 9000 que utilizan los Huawei Mate 40, son personalizados por la empresa en base a los diseños de ARM, y de la fabricación física se encargaba TSMC, una firma taiwanesa que lidera el segmento desde hace unos años.

Hace tiempo que sabemos que el bloqueo de EE. UU. hará que Huawei pierda a TSMC como proveedor, así que la empresa china ya tiene en sus previsiones un fabricante alternativo. El proyecto sería crear una fábrica junto a una firma de Shangai, que diseñaría procesadores para Huawei, y contaría con el apoyo de la administración china.

Huawei P Smart 2021 llega a España: todos los detalles

Las denominadas "fundiciones" de chips son instalaciones muy sofisticadas, así que tardaría en ponerse al nivel de TSMC, y también de otros fabricantes no tan punteros, como Intel, Samsung o GlobalFoundries.

El Kirin 9000 se manufactura a un proceso de 5 nm, siendo el único chip que usa esta tecnología junto al Apple A14 Bionic del iPhone 12.

Imagen - Huawei fabricaría sus chips sin depender de EE. UU.

La planta a disposición de Huawei fabricaría procesadores con un tamaño de transistor de 45 nm, un proceso obsoleto que la industria adoptó de forma masiva entre 2007 y 2008. Los 45 nm serían inviables para un smartphone, por su mayor consumo de energía y baja eficiencia, así que no está claro en qué se utilizarán.

En cambio, sí se ha filtrado que a finales de 2021 el objetivo es trabajar a 28 nm para dispositivos de Internet de las Cosas (IoT). Por ejemplo, el altavoz Huawei Sound X sería un tipo de hardware que se adaptaría, pues al no depender de una batería la eficiencia no resulta clave.

Posteriormente, y de cara a 2022, se buscaría alcanzar los 20 nm para los chips de las antenas 5G, otro negocio muy importante en la cartera de Huawei.

Por lo tanto, el futuro de los móviles Huawei no se solucionará con la nueva fábrica de procesadores. Eso sí, a largo plazo la fábrica podría suponer una ventaja estratégica, y justo ir contra el objetivo del bloqueo: China comenzaría a avanzar en sus propias tecnologías, reduciendo su dependencia de EE. UU.

La división de red de Huawei, centrada en el 5G, por ahora tiene las cosas bastantes complicadas en el mercado internacional. Los móviles tampoco lo tienen fácil al no poder colaborar con Google, pero los avances han sido numerosos, y EMUI 11 reduce la dependencia respecto a Google en muchos aspectos.

Sin olvidar que Huawei trabaja en HarmonyOS para sustituir a Android a medio plazo. Al final, tanto la fábrica de procesadores como el resto de iniciativas podrían dar un giro importante, pues si en las inminente elecciones de EE. UU. gana Joe Biden en vez de Donald Trump quizá cambie sus políticas respecto a China.

En cualquier caso, es positivo que Huawei haya encontrado un nuevo fabricante para sus chips, sobre todo porque la competencia entre "fundiciones" no es demasiado elevada con el actual dominio de TSMC, y será bueno que a largo plazo Huawei pueda rivalizar con ella.

Petal Maps y todas las novedades que llegan a Petal Search

Vía: Financial Times

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios