7 motivos por los que invertir en ciberseguridad en una pyme

7 motivos por los que invertir en ciberseguridad en una pyme

Existen muchos motivos por los que se debe invertir en ciberseguridad en una pyme. Las pequeñas y medianas empresas son, a menudo, blancos muchos más fáciles para los cibercriminales, ya que es conocido que estas organizaciones no cuentan con sistemas de protección informática muy robustos.

Adicionalmente, hay que considerar que tras la pandemia, muchas pymes dieron el salto a la digitalización en la mayoría de sus canales de atención y ventas, eso significa que se abre la puerta a la empresa a través de métodos electrónicos, incluyendo pasarelas de pagos, bases de datos y muchos formularios que pueden ser sensibles en las manos equivocadas.

Mejores antivirus pymes

Por ello es necesario revisar los motivos por los que se debería invertir en ciberseguridad cuando se tiene una pyme.

Crear confianza en los usuarios

Al no contar con la seguridad adecuada, también se tiene el riesgo de que los potenciales clientes no puedan confiar en el sitio web o en las plataformas de compra de una pyme. Por ejemplo, el 85 % de las personas no están dispuestos a comprar en sitios web que solicitan métodos de pago como tarjetas de créditos, si el sitio no cuenta con el debido certificado SSL.

La razón es simple: suena a estafa. La verdad es que todos los clientes tienen derecho a desconfiar dado el aumento de los cientos de ataques phishing y envío de malware que suceden en la cotidianidad, porque a veces resulta sencillo suplantar la identidad o ejecutar ataques en los que pueden tomar el control de las bases de datos.

Tras un ataque, adiós reputación

El 60 % de las pymes pierden su negocio tras un ciberataque en los primeros seis meses. La razón es que pierden por completo su reputación online, con situaciones en las que pueden quedar expuestos los datos de los clientes, información sensible de la propia empresa, sin contar con la pérdida de contenido vital para la operación de su propia organización.

Cuando una empresa no cuenta con la confianza de sus clientes, especialmente la confianza online, ese negocio va directo al fracaso, pero esto es algo que puede prevenirse completamente al contar con las soluciones de seguridad adecuadas.

Desde antivirus en los ordenadores corporativos, uso de firewall, crear redes internas y el desarrollo de VPN para bloquear el acceso directo a las direcciones IP y la localización de los propios servidores.

En el caso de los empleados y colaboradores, se hace necesario el uso de herramientas de seguridad adicionales para la protección de contraseñas, encriptación de documentos, una clara política de manejo de correos spam y así evitar la vulnerabilidad que puede venir desde el eslabón más débil.

Ransomware: un secuestro puede ser más caro

A veces las pymes prefieren ahorrar dinero en la contratación de ciberseguridad, considerando que podría tratarse de un gasto innecesario, pero la verdad es que ni es un gasto ni es innecesario: es una inversión.

Cuando las empresas están expuestas, especialmente las más pequeñas, se ven en el riesgo de ser atacadas fácilmente, pero hay un tipo de ataque que puede ser verdaderamente caro, el ransomware.

Estos ataques en los que el cibercriminal se hace del control de la red interna y toma todos los ordenadores conectados, servidores, archivos… y exigen al atacado que pague cierta cantidad de dinero para que pueda ser liberado.

El problema es que al sufrir un ataque de este tipo, de igual forma, toda tu información quedó expuesta, además podrías tener una afectación derivada. Las bases de datos de tus clientes podrían ser empleadas para crear sub ataques de phishing, lo que nos llevaría entonces a vivir, de igual manera, una experiencia como la señalada en el punto anterior.

Mayor productividad en la oficina

Una de las razones por las que muchas pymes no logran la mejor productividad con sus empleados, sea que trabajan presencialmente en la oficina o de forma remota, es que no establecen límites en sus políticas del uso del Internet en las horas laborales.

Emplear una red VPN y una configuración de firewall avanzada que puede ofrecer la ciberseguridad, podría permitir que controles los sitios en los que tus empleados puedan ingresar. Además, podría proteger que entren por accidente en sitios maliciosos que pongan en riesgo toda tu red.

Alta disponibilidad, en caso de cualquier problema

Parte de la ciberseguridad en la que deberían invertir las pequeñas empresas es la nube encriptada, un espacio en el que pueden tener copias de seguridad como un respaldo de toda su operación y ficheros más importantes, lo que les permitirá operatividad y movilidad al momento de cualquier calamidad.

Fallas eléctricas, accidentes físicos, ataques criminales y hasta la avería de equipos locales… ante cualquiera de estas situaciones podría ser muy útil mantener una copia de seguridad cifrada de toda tu empresa en la nube.

Ataques de denegación de servicio

los ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS) son acciones criminales para intentar que un servicio online deje de estar disponible para los usuarios reales. Una plataforma online es capas de recibir una cantidad específica de peticiones en su servidor antes de colapsar, por lo que un ataque de este tipo hace que pueda llegar a inhibirse y dejar de funcionar correctamente.

La ventaja es que las aplicaciones de ciberseguridad tienen la capacidad de identificar cuando se está ejecutando un tipo de ataque como este y así crear un escudo para que sus múltiples peticiones no sean recibidas y su servicio continúe en línea.

Bóvedas de contraseñas y autenticación de dos pasos

Las empresas cometen el error de contratar servicios de seguridad para sus redes, invertir en plataformas para cuidar sus ordenadores, implementan redes VPN, pero muchas veces quedan desprovistas de toda seguridad las contraseñas.

Dejan en manos de los empleados que no tienen claridad de las necesidades de seguridad en la creación de contraseñas para las plataformas de acceso, que incluso brindan acceso remoto y en caso de utilizarlo desde un ordenador infectado o con algún troyano, de igual manera los cibercriminales podrían tener acceso.

Es por ello que las empresas deberían implementar herramientas de protección de contraseñas, como bóvedas y también incorporar en sus accesos, los servicios de doble autenticación, que obliga a utilizar un código temporal desde un medio físico al que solo tiene acceso el propio usuario, en este caso, los empleados.

Por todos estos motivos, se hace necesario el invertir en ciberseguridad en una pyme.

Decider, la herramienta de ciberseguridad oficial y gratis

  • Ver Comentarios