Utilizan el Nokia 3310 para robar coches en menos de 30s

Utilizan el Nokia 3310 para robar coches en menos de 30s

Una nueva modalidad permite utilizar el Nokia 3310 para robar automóviles en menos de 30 segundos. Esta es una modalidad que está comenzando a extenderse en Estados Unidos, en la que emplean el viejo terminal para conectarlo al vehículo con un cable y desde su pequeña pantalla acceder para robarlo.

Los criminales están usando estos dispositivos que pasan desapercibidos y también altavoces bluetooth, en los que se esconden sofisticados equipos para violar la seguridad de los automóviles y encenderlos en pocos segundos… sin ningún conocimiento profundo del tema.

Clonan tu voz para extorsionar a familiares o robar tu cuenta
Aunque parecen artefactos hechos en una pequeña habitación por un aficionado, lo cierto es que se trata de una producción de dispositivos peligrosos, hechos por mentes maestras.

Una muestra de la fabricación de estos dispositivos ocultos es el "JBL Unlock + Start" que está dentro de un altavoz Bluetooth JBL con el que, según sus anunciantes, puede abrir y encender autos de marcas Toyota y Lexus.

Pero queda claro que es algo pensado para cualquiera que tenga interés en este tipo de actividad criminal, porque, según Ken Tindell, director de la firma de seguridad Canis Labs, estos equipos hacen todo por el delincuente, solo necesitan conectar dos cables al vehículo.

Lamentablemente, la fabricación de estos dispositivos escondidos en un Nokia 3310 antiguo no se ha detenido. Actualmente, hay muchas opciones en el mercado negro que están dirigidos a otras marcas como Jeep, Maserati y hasta BMW.

Los centros de ventas de estos peligrosos artefactos son páginas de la deep web y canales de Telegram en los que se hacen todo tipo de actividades irregulares, pudiendo conseguir diferentes alternativas que van desde los 2.500 euros, hasta los 18 000 euros.

Para bañar de cierta legitimidad a esta herramienta de criminalidad, los vendedores se refieren a ella dentro de los grupos de ventas como “dispositivos de arranque de emergencia" y que supuestamente tienen como público objetivo a los cerrajeros.

Los anuncios pueden ir más allá, ofreciendo actualizaciones a estos dispositivos irregulares, como una especie de soporte a los usuarios que ya han comprado previamente.

Otros dispositivos están a la merced de los criminales, por ejemplo, el repetidor sin llave, que se encarga de transmitir la comunicación entre la llave del auto de la víctima desde su casa, hasta su vehículo que está en la entrada.

El dispositivo se encarga entonces de enviar una señal al vehículo, que se hace pasar por la llave inteligente del automóvil, haciendo que confíe en la orden y comience entonces el encendido automático.

La solución sería añadir claves criptográficas a las llaves y módulos inteligentes de los vehículos, que impedirían que cualquiera pueda encenderlo por más que lo intente, pero esto significa una inversión importante para el parque automotor que ya está en el mercado.

Vía: Vice

Aumenta el robo de gasolina: así hackean los surtidores

  • Ver Comentarios