¿Por qué el procesador y la RAM no importa tanto en un iPhone?

¿Por qué el procesador y la RAM no importa tanto en un iPhone?

Seguro muchas veces te has preguntado por qué el procesador y la RAM no importa en un iPhone y la verdad es que es algo que no se comprende muy bien, especialmente porque estamos inmersos en un mercado en el que tenemos detalles exactos de aquello que estamos comprando y especificamente es algo que sucede cuando compramos un móvil, sin embargo Apple se reserva, siempre, cierta información.

En el mundo Android sucede exactamente lo contrario, vemos como los fabricantes lucen de forma rimbombante las especificaciones de los dispositivos que anuncian, mientras más núcleos, más GB y más GHz mejor ¿no? bueno… realmente no importa demasiado cuando de un iPhone se trata, algo que definitivamente tiene que aprender y reinventar el resto de los fabricantes.

7 ventajas de iOS frente a Android

Otro aspecto que Apple tampoco anuncia y que sí lo hacen los demás fabricantes, es la capacidad de sus baterías. Hasta ahora no hemos visto que la firma de la manzana mordida diga que uno de sus teléfonos tenga 3.000 mAh, 4.000 mAh ó 5.000 mAh; no es una información que le interesa compartir y en su lugar informan las horas que podrás utilizar el dispositivo con una sola carga.

Pero lo más sorprendente, es que rara vez verás a un usuario de un iPhone quejarse de la batería o del rendimiento, así que podemos decir que al menos la estrategia ha sido correcta. En oportunidades, como sucedió con el iPhone 13, estos datos de la RAM o de la batería se saben por filtraciones de documentos privados o por quienes se dedican a probar los dispositivo a través del código de iOS, pero nunca de una forma oficial.

Quienes hemos podido tener en nuestras manos un iPhone y un Android a la vez, debemos admitir que el desempeño es mejor ya que te olvidas de los bugs y de tener que resetear el móvil cuando la interfaz se cuelga, además te puedes quedar tranquilo con una carga para todo un día, antes de tener que volver al cargador.

Ciertamente que con el tiempo el iPhone comienza a vivir el desgaste propio de cualquier dispositivo. No puedes esperar que una batería de dos años dure igual que una de un mes; lo propio pasa con el sistema operativo en un procesador del año versus un procesador con un par de años en el mercado, que no tendrá la misma capacidad para gestionar una nueva versión del sistema operativo.

Por qué Apple no anuncia ciertas características

Imagen - ¿Por qué el procesador y la RAM no importa en un iPhone?

Cuando una firma anuncia las características de un dispositivo es porque son notablemente mejores que las de otras marcas y puede competir, o porque se supera a si misma frente a su versión anterior y esta es justamente la razón por la que no sabemos la velocidad reloj de los procesadores de Apple, tampoco su RAM y menos todavía la batería.

No suena muy bien que tu teléfono tope de gama tenga una RAM de 3 GB o 4 GB frente al tope de gama de Samsung con 8 GB y 12 GB de RAM, pero lo cierto es que estos procesadores de Apple como los A Bionic, tienen la capacidad de utilizar muchos menos recursos para ejecutar muchos más procesos y de manera mucho más óptima, algo que sin duda sorprende, pero realmente sucede. Es decir, Apple no necesita en sus móviles 8 GB de RAM, cuando lo puede hacer mucho mejor con 3 GB ó 4 GB sin ningún inconveniente.

Lo mismo sucede con la batería. Apple logra mucho más con menos, porque mientras que otros necesitan 5.000 mAh para que el teléfono logre funcionar todo un día con una sola carga, Apple logra hacer mucho con poco más de 3.000 mAh, ya que sus procesadores consumen mucho menos recursos, pero lo cierto es que al decirlo en un lanzamiento ante miles de personas y con la prensa especializada frente a ti, puede que estos detalles no parezcan muy buenos.

Entonces ¿en dónde está el secreto? Apple realiza un traje hecho a la medida. Esta empresa fabrica su propio procesador y desarrolla su sistema operativo adaptado a las especificaciones de sus chips y de esta manera no usa ni más ni menos de lo que requiere para operar de la manera más óptima posible.

En su lugar, Android es el ensamblado de múltiples cosas, comenzando por los procesadores, que puede ser el mismo funcionando en muchos modelos y con diferentes cantidades de memoria y batería, sin contar con las diversas capas de personalización que cada fabricante desarrolla para sus propios móviles.

iOS, un sistema operativo sin puerta trasera

Imagen - ¿Por qué el procesador y la RAM no importa en un iPhone?

Algo que garantiza el éxito de Apple es su inflexibilidad ante las apps que no forman parte de su tienda de aplicaciones. Si no está en la App Store simplemente no lo puedes descargar o instalar y así no habrá manera de que los malware, las apps mal desarrolladas y las versiones caseras de muchas aplicaciones lleguen a sus teléfonos, evitando entonces que tengas problemas de desempeño y de ejecución, reduciendo los errores a casi cero.

Todos sabemos que en Android esto no sucede. Puedes descargar una APK y conceder los permisos para instalarla, dentro de ella puede haber un caballo de troya con un virus, o simplemente un Mod de WhatsApp que ha sido desarrollado por alguien y que tiene tantos errores que afecta el desempeño del sistema operativo completo.

En concreto, puedes ver que Android es más flexible, pero a cambio se sacrifica optimización y seguridad, algo que en largo plazo podría por terminar afectando por completo cualquier dispositivo.

¿iPhone mejor que un Android?

Imagen - ¿Por qué el procesador y la RAM no importa en un iPhone?

Decir que Apple es mejor que Android es comparar peras con manzanas, son dos cosas totalmente diferentes, comenzando por el hecho de que los iPhone son los usuarios exclusivos de iOS que es el sistema operativo de Apple, no hay otros dispositivos en el mercado que lo tengan, es un software propietario para teléfonos hechos y comercializados directamente por Apple.

Los terminales Android son muchos, de muchos fabricantes y cada uno lo personaliza según su criterio, eso hace que no haya un estándar, aunque en escencia se trate del miso sistema operativo, sin embargo, todo lo que está adentro y la capa de personalización cambia radicalmente el desempeño de cualquiera de estos teléfonos, a excepción de los terminales Pixel, que han sido creados por Google y tienen la versión más pura del sistema operativo.

Si vienes de Android y te preguntas si merece la pena irte para un iPhone puede ser que la respuesta sea sí, siempre que no seas fan de las APK y respetes las reglas del juego, porque no podrás instalar nada fuera de la tienda de aplicaciones y tampoco podrás alterar la interfaz del usuario, menos aún realizar cambios profundos en el sistema operativo.

La ventaja de todo esto, es que no tendrás por qué preocuparte de cuanta RAM tenga tu iPhone o cuantos mAh traiga la batería, porque tendrás cientos de procesos en segundo plano sin que afecten y la batería podrá rendir para todo el día. En caso de no querer invertir demasiado en un iPhone,podrías esperar el 2022, momento en el que sea anunciado el nuevo iPhone barato de Apple.

Esto es lo que tiene WhatsApp en iPhone que en Android no

Sobre el autor
Henry Pinto
@SoyHenryTech | LinkedIn

Periodista, amante de la tecnología y de cualquier gadget curioso. Usuario Android desde siempre, aunque también me gusta iOS y escribo para contar mis experiencias en el apasionante mucho tech.

Ver Comentarios