Review: Lenovo Legion Go, el impactante nuevo competidor de Steam Deck

Review: Lenovo Legion Go, el impactante nuevo competidor de Steam Deck

En 2022, Valve revolucionó el segmento de los videojuegos con Steam Deck. Una pieza de hardware realmente imponente que unificaba en una sola máquina lo mejor de dos mundos: las consolas portátiles y el PC gaming. Un dispositivo que ha tenido que ir haciendo frente a nuevos competidores, como la nueva Lenovo Legion Go.

Lanzada hace ya unos días, hemos podido pasar muchas horas exprimiendo todas las características que ofrece este poderoso hardware de ese gigante tecnológico que es Lenovo, la misma compañía que nos trajo el excelente tablet Lenovo Tab P12. Un dispositivo que, en nuestra humilde opinión, se convierte en una alternativa muy viable a la citada (y magnífica, por otra parte) Steam Deck.

Eso sí, todo lo que presenta Lenovo Legion Go (y que ahora os vamos a detallar) tiene un precio: 799 € en su versión más "económica" (la que incorpora 512 GB de almacenamiento). Un precio que no está al alcance de todos los bolsillos, pero que tampoco nos parece prohibitivo.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

¿Qué contiene el pack de Lenovo Legion Go?

Lo cierto es que Lenovo ha cuidado mucho el packaging de su nueva máquina, hasta el punto de que es uno de los mejores que hemos podido disfrutar dentro de esta clase de productos.

La propia caja que contiene la máquina resulta de lo más atractiva. En un negro distinguido y elegante, las letras (de un tamaño enorme) poseen un efecto brillo muy sugerente. Es un embalaje muy bien diseñado que incita a la compra, la verdad.

Pero lo interesante se encuentra dentro de la caja, por supuesto. Y lo principal es la propia máquina, la cual se encuentra protegida por dos elementos. Por un lado, la capa más exterior es una especie de funda de cartón muy chula con el diseño sobreimpresionado de la propia consola, pero con colores de neón.

Y dentro de esta pieza de cartón se halla la Lenovo Legion Go, la cual está bien protegida dentro de una de las mejores fundas que hemos visto nunca para consola portátil alguna. Una funda muy bonita, resistente y con acolchamiento interior para impedir que se dañe la consola si se nos cae por accidente o sufre cualquier clase de golpe.

Un protector que muestra claramente el mimo con el que se ha diseñado este nuevo hardware, dado que incluso presenta una pequeña "pestaña móvil" justo en el puerto USB-C 4.0 de carga. Y gracias a este fantástico detalle, es posible cargar la máquina conectando el cable correspondiente sin tener que extraer la consola de la funda.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

Una vez abrimos esta funda (de doble cremallera), extraemos al fin la consola. Una máquina que, una vez la sostenemos en las manos, denota una sensación de solidez y ergonomía reseñables. Pero de las sensaciones que destila la máquina hablaremos en un momento, ahora vamos a seguir detallando lo que incluye el pack, que todavía faltan un par de cosas.

La primera es su cargador de corriente (de 65 W), el cual nos permite alimentar la consola a través del citado puerto USB-C. Un cargador que posee una protección externa acartonada, la cual impide que sufra arañazos o se rasgue.

Y por último, también encontramos una base de plástico con forma circular de pequeño tamaño. ¿Y para qué sirve? Pues esta pieza posee un uso muy específico que más tarde detallaremos: nos permite colocar uno de los mandos extraíbles de la consola (el izquierdo concretamente) para disfrutar de un estilo de juego bastante curioso llamado FPS Mode.

Unas especificaciones técnicas impactantes

La Lenovo Legion Go puede presumir de ser una máquina increíblemente potente. De hecho, ahora mismo es la más avanzada del mercado dentro de su segmento, superando con cierta holgura a la citada Steam Deck (incluyendo el nuevo modelo OLED), y en ciertos aspectos a la también poderosa ROG Ally de Asus.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

Una consola capaz de mover juegos de una complejidad mayúscula con bastante soltura gracias a su chipset, el cual está alimentado por la descomunal CPU Ryzen Z1 Extreme de AMD y 16 GB de memoria RAM LPDDR5X. Estas son sus principales especificaciones técnicas:

Lenovo Legion Go
Pantalla Panel IPS táctil de 8,8 pulgadas, resolución QHD+ con 2.560 x 1.600 px (ratio 16:10) y tasa de refresco de 144 Hz y aspecto 16:10
CPU AMD Ryzen Z1 Extreme
GPU AMD RDNA
Memoria RAM 16 GB LPDDR5X
Sonido Dos altavoces de 2 W
Almacenamiento SSD PCIe de cuarta generación de 512 GB o 1 TB
Ranura para microSD ampliable hasta 2 TB
Alimentación TGP de 20W y batería de 49,2Whr
Mandos Pads separables
Entradas Jack para auriculares, USB-C compatible con DisplayPort 1.4
Conectividad WiFi 6E y Bluetooth 5.2
Peso Unos 860 gramos
Sistema operativo Windows 11

Consulta la oferta: Lenovo Legion Go (PcComponentes)

Características principales y sensaciones

Uno de los aspectos que hay que dejar claro desde el principio es el sistema operativo que da vida a esta máquina. Al igual que Asus, Lenovo ha apostado por utilizar Windows 11, desmarcándose así de Valve y su Steam Deck, consola que funciona bajo un Linux muy específico creado ad-hoc para dicho dispositivo.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

¿Y qué tal se desenvuelve este software en Legion Go? Pues... tiene margen de mejora, tal y como sucedía con lo plasmado en Asus ROG Ally. Las aplicaciones a veces se atascan y dan ciertos problemas, algo que damos por sentado que Lenovo irá mejorando con venideras actualizaciones. Pero, de entrada, el líder indiscutible en cuanto a la interfaz de usuario es Steam Deck, de eso existen pocas dudas.

Dejando esto de lado, lo primero que es necesario comentar es que el elemento que más llama la atención nada más abrir la funda en la que se aloja la Lenovo Legion Go es su tamaño. Se trata de un dispositivo que posee unas dimensiones considerables, y tampoco es que sea ligera (pesa unos 860 gramos). Pero vamos, en este aspecto sigue la línea marcada por este tipo de máquinas.

Pero lo más impactante de todo es su sorprendente pantalla de 8,8 pulgadas. Lenovo Legion Go puede presumir de gozar de uno de los paneles más grandes jamás integrados en un gadget de estas características. Un panel que se ve de lujo gracias a su resolución QHD+ de 2.560 x 1.600 píxeles (aunque dicha resolución se puede cambiar desde las opciones) y hasta 144 Hz de refresco.

Eso sí, para nuestro gusto la pantalla refleja de más y nos hubiera gustado que tuviera un acabado más mate. Pero se trata de una apreciación subjetiva y para nada supone un defecto en sí mismo.

También llama la atención la gran cantidad de botones que presenta. Son casi incontables, pero a pesar de todo eso, todos ellos gozan de un diseño muy ergonómico. En el frontal derecho de la máquina están presentes los botones A, B, X e Y, mientras que en las esquinas superiores encontramos dos bumpers y dos gatillos analógicos.

Y a esto se añaden cuatro botones traseros más otros cuatro botones multifunción (Select, Start, etc.) localizados en diferentes partes de la parte frontal de la consola. Sumad dos más para controlar el volumen más el botón de encendido y apagado, para sumar una cantidad de botones que casi rivaliza con la que albergaba el mando de la Atari Jaguar.

Más allá de los botones, la máquina también incluye dos palancas analógicas (pulsables), las cuales gozan de iluminación RGB. Y también presenta un pequeño touchpad, el cual queda alojado justo debajo del stick analógico derecho. Y como más curiosidad que otra cosa, el controlador derecho también presenta una rueda, una característica por cierto que se rumorea que podría incluir la venidera Switch 2.

Por otro lado, merece la pena detenerse un momento en la cruceta digital. ¿Y por qué? Pues porque es diferente de lo que suele ser habitual tanto en el resto de dispositivos similares como, también, en los mandos tradicionales. En lugar de llevar gomas conductivas, es una cruceta pulsable que apenas tiene relieve y se mantiene casi a ras de la propia carcasa de la Lenovo Legion Go.

Una decisión que puede no convencer del todo a aquellos usuarios amantes de los juegos en 2D y que hagan un uso intensivo de dicha cruceta. Y es que, siendo honestos, no resulta nada cómoda, sobre todo a la hora de usar las diagonales. Pero claro, fuera de este campo, la cruceta funciona perfectamente tanto en las pantallas de menús como en las distintas interfaces.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

Tampoco queremos olvidarnos de mencionar otra característica que posee Legion Go: la solapa trasera. Una pieza que nos permite apoyar la consola sobre una superficie plana y estable, al más puro estilo de lo reflejado en el modelo OLED de Nintendo Switch.

Pero ojo que esta no es la única similitud que comparten Lenovo Legion Go y la híbrida de Nintendo. Y es que uno de los argumentos de venta más utilizados por Lenovo para su nueva máquina son sus controladores separables, los cuales recuerdan muchísimo a los Joy-Con de Switch... al menos de inicio.

Presionando una especie de clavija situada en los propios controladores laterales de la consola, podemos separarlos de la pantalla y utilizarlos de manera independiente. Una característica que, además, da pie a otra de las grandes virtudes que posee este dispositivo: el llamado FPS Mode.

FPS Mode: una curiosa forma de jugar

Uno de los mayores reclamos comerciales que Lenovo ha lanzado sobre su nuevo dispositivo es el famoso FPS Mode. Una curiosa y, por qué no decirlo, innovadora forma de jugar a determinados títulos.

El mando separable derecho de la Lenovo Legion Go esconde más de una sorpresa. Y puede que la más significativa de todas sea su sensor láser, el cual está situado en la parte inferior del mismo, siendo necesario activar una pequeña palanca situada en esa misma zona para habilitarlo.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

La gracia de esto es que, si ataviamos dicho mando a la peana que viene incluida en el pack y lo asentamos debidamente, podemos disfrutar de una forma de jugar que jamás habíamos experimentado (al menos el que escribe estas líneas).

De esta forma, mientras que el pad izquierdo lo usamos de manera tradicional (es decir, usando su palanca analógica para guiar al personaje de turno), el mando derecho se convierte en una especie de híbrido entre un ratón (por lo del sensor láser) y un joystick de toda la vida. Muy curioso.

Y en la práctica, ¿qué sensaciones transmite esta nueva forma de jugar? Pues, como en todo, está claro que de inicio es necesario pasar un tiempo de aclimatación. Pero una vez te acostumbras, lo cierto es que tiene su gracia.

Siendo sinceros, pensamos que este FPS Mode quedará más en una anécdota que en algo realmente funcional y que los jugadores vayan a usar de manera masiva. Pero esto no quita para que aplaudamos esta iniciativa y las ganas de innovar que ha puesto Lenovo en este sentido.

Autonomía y consideraciones finales

Una vez explicado todo esto, sólo nos queda apuntillar un par de temas. Por un lado, seguro que te estás preguntando cuál es la autonomía de esta máquina. Lenovo Legion Go posee una pantalla enorme, lo que unido a su mayor desempeño técnico, puede llegar a consumir más que el resto de dispositivos similares.

Y para contrarrestar este posible problema, la batería (de 49,2 W) es un 20% más grande que la usada en sus más directos competidores. Una vez dicho esto, a máximo rendimiento la consola da para unos 90 minutos de juego ininterrumpido; mientras que en títulos poco demandantes gráficamente, esa duración crece hasta casi las 4 horas.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

Un aspecto que nos ha gustado mucho es la posibilidad de cambiar y personalizar el rendimiento, incluyendo el TDP (Potencia de Diseño Térmico). Existen tres modos preestablecidos (Silencioso, Equilibrado y Rendimiento) más otro personalizado. Y cuanto más elevado, mayor será el rendimiento técnico de la CPU y la gráfica, pero más consumirá la consola y más ruido hará el ventilador.

Al menos de inicio, esta máquina da el do de pecho en su modo más demandante de rendimiento (30 W), superando claramente al resto de gadgets similares en cuanto a benchmark. El problema es que, cuando optamos por bajar su "performance" a modo Silencioso (15 W) o Equilibrado (20 W), su rendimiento no está para nada optimizado.

De igual forma, también es posible personalizar la pantalla, pudiendo elegir entre una tasa de 60 y 144 Hz, así como tres resoluciones distintas (1.280 x 8.00 px hasta los 2.560 x 1.600 px como máximo).

También es necesario dejar claro otro aspecto: es una consola bastante pesada, algo que en nuestro caso particular no nos incomoda lo más mínimo, pero que a determinados usuarios sí que puede llegar a afectar un tanto a su experiencia de juego.

La Lenovo Legion Go pesa más del doble que una Nintendo Switch convencional, y supera por bastante el peso establecido tanto por Steam Deck como por Asus ROG Ally. Un aspecto que hay que tener en cuenta.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

En lo relacionado con los controladores separables al estilo de los Joy-Con de Switch, se trata de una característica que resulta bastante llamativa, pero que tiene su "aquel".

Y es que a diferencia de lo dispuesto en los citados mandos de Switch, los controladores de la Legion Go no están pensados para jugar con ellos sosteniéndolos de manera horizontal como si se trataran de pequeños mandos (algo que sí que ocurre con los Joy-Con).

La razón es que la disposición de los botones, cruceta y palancas analógicas de estos mandos no resulta cómoda ni funcional en horizontal. De hecho, el controlador izquierdo ni tan siquiera posee botones tradicionales, sólo integra la cruceta pulsable y botones traseros y laterales.

Por lo tanto, se trata de una función que permite a los usuarios jugar en plan portátil, lo cual se agradece, pero que en ningún caso va más allá de eso: olvidaos de jugar con un amigo en plan multijugador sosteniendo cada uno un mando, función que sí permite Nintendo Switch.

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

Donde sí que la máquina ofrece su mejor cara es cuando la pedimos el máximo de su rendimiento técnico. Lenovo Legion Go es superior al resto cuando la configuramos en modo Rendimiento, alcanzando un nivel gráfico que no está al alcance de ningún otro dispositivo similar. Así de simple.

Tampoco queremos dejar de mencionar lo bien rematada que está la máquina. Se nota que Lenovo Legion Go ha sido fabricada utilizando materiales de calidad, algo que se deja notar tanto en los acabados del dispositivo como en detalles como la rugosidad que poseen los mandos y que facilita su agarre.

Si Lenovo pone toda la carne en el asador y consigue pulir los defectos que posee la máquina en cuanto a su software incorporado y al rendimiento de la misma en niveles bajos de TDP, podemos estar ante el nuevo referente dentro de este tipo de gadgets. La pregunta es, ¿terminará sucediendo? Lo comprobaremos a lo largo de los próximos meses.

Consulta la oferta: Lenovo Legion Go (PcComponentes)

Puntos fuertes de Lenovo Legion Go en nuestra review

  1. La impresionante pantalla de 8,8 pulgadas, la más grande de su categoría.
  2. En modo Rendimiento, en cuestiones técnicas no tiene rival.
  3. Su modo FPS resulta bastante innovador.
  4. Su funda acolchada es realmente satisfactoria.
  5. Jugar en un modo portátil similar a lo que ofrece Nintendo Switch.

Puntos débiles de Lenovo Legion Go en nuestra review

  1. Su tremendo peso (unos 860 gramos) puede resultar incómodo para ciertos usuarios.
  2. En bajos niveles de TDP, el dispositivo no rinde como debería.
  3. Su software no está pulido y es necesario integrar ajustes importantes.
  4. La cruceta pulsable no resulta cómoda en juegos retro o en 2D.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 8
  2. Pantalla: 9.5
  3. Hardware: 9
  4. Autonomía: 7
  5. Rendimiento: 6.5
  6. Ergonomía: 7
  7. Software: 5.5
  8. Puntuación global: 7.5

Imagen - Lenovo Legion Go, análisis con ficha técnica y precio

Lenovo Legion Slim Gen 8: modelos, precios y fichas técnicas

En este artículo hay enlaces por los que recibimos una pequeña comisión por cada compra, pero esto no tiene coste extra alguno para ti. Esto no repercute en nuestras recomendaciones, que son siempre independientes y objetivas.
  • Ver Comentarios