Una mujer se pone histérica cuando su móvil deja de funcionar

Una mujer se pone histérica cuando su móvil deja de funcionar

Hoy en día es muy raro no encontrar algo peculiar en Internet. Las redes sociales son una fuente ilimitada de fotografías y vídeos que se hacen virales en minutos, dónde los usuarios suben sus creaciones, excentricidades y cosas curiosas que ven a su alrededor.

La tecnología avanza a una velocidad desenfrenada, un ritmo que no todos los humanos son capaces de seguir. Esta inadaptación se transforma muchas veces en adicciones, depresiones y otras enfermedades que repercuten negativamente en la sociedad, como ya pasó en su momento con el doble check de WhatsApp.

Para demostrar esto, vamos a ver lo que pasa cuando se le quita a alguien el objeto de su adicción :

Una mujer se pone histérica cuando su móvil deja de funcionar

Las adicciones no entienden de géneros, ni nadie está exento de caer en ellas, ya que cada día los humanos dependemos más de la tecnología y tendemos a socializarnos mediante ella. El triunfo de las redes sociales es sin duda una prueba palpable de ello.

Sin ir más lejos, esto es lo que ha pasado en el metro de Hong Kong, dónde una mujer se ha vuelto completamente histérica al comprobar que su móvil había dejado de funcionar. La desproporcionada reacción de la mujer provocó inmediatamente que todo el pasaje se interesara por lo que estaba sucediendo y que uno de los espectadores lo grabara todo en el siguiente vídeo :

El miedo a estar sin el teléfono móvil, también llamado nomofobia, es un problema que está afectando cada vez a una mayor parte de la población, que depende tanto de los aparatos móviles que sufre un estrés antinatural cuándo le privan de su adicción.

Sin duda esta mujer, que parece sufrir un grave ataque de ansiedad cuando se da cuenta de que su móvil ha dejado de funcionar, tiene un problema de adicción. 

Campamentos de desintoxicación en China

China es la capital por excelencia de la tecnología, lo que hace que sus habitantes dependan tantísimo de estos aparatos que incluso han creado campamentos de desintoxicación para los adictos a Internet.

Como podemos ver en el siguiente vídeo, en este tipo de campamentos se trabajan las depresiones, miedos y pánico que sufren estos adictos a la tecnología, algo que podría verse dentro de poco tiempo en más ciudades del mundo.

El tiempo dirá a dónde lleva la tecnología y si mejora o empeora nuestra calidad de vida. De momento, creemos que tampoco hace falta arriesgar la vida por un smartphone.

¿Pasas demasiado tiempo con el móvil? ¿Crees que es una adicción? No dudes en dejarnos tus opiniones en los comentarios.

Sobre el autor

Estudiante de Ing. Informática y adicta al mundo de la tecnología. Me apasionan los gadgets, por lo que me suelo comprar los más raros y novedosos que encuentro. Me podéis seguir en Facebook y Twitter bajo mi nombre.

Ver Comentarios