Cómo proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes

Cómo proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes

WhatsApp es una aplicación muy importante en nuestro día a día, donde almacenamos información delicada, así que ahora aprenderemos a proteger de los ciberdelincuentes las conversaciones que mantenemos a través de WhatsApp.

La seguridad informática completa no existe, aunque sí se pueden proteger mucho mejor nuestros datos siguiendo una serie de precauciones bastante sencillas, al alcance de todo el mundo.

Los ciberdelincuentes cada vez son más sofisticados, de hecho, el ransomware es una importante fuente de ingresos, pues piden cuantiosos rescates por devolver los datos bloqueados de las empresas.

¿Es posible espiar en WhatsApp?

Los usuarios particulares también sufren muchas amenazas, así que ahora veremos la manera de mitigar aquellas que afectan la comunicación por WhatsApp.

Usa la verificación en dos pasos

WhatsApp no utiliza un nombre de usuario y una contraseña, así que nos identifica a través del SMS con un código que recibimos al instalarlo. Eso supone un riesgo de robo de la cuenta si alguien hace un duplicado ilegal de la tarjeta SIM o aprovecha la vulnerabilidad del canal SS7 para leer el mensaje.

Por lo tanto, es muy aconsejable activar la verificación en dos pasos de WhatsApp. De esta forma nos pide un PIN al activar la cuenta en otro móvil, y de forma puntual cada varias semanas.

Imagen - Cómo proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes

Por otro lado, la verificación en dos pasos vincula nuestro WhatsApp a un email, por si olvidamos el PIN, así que también necesitamos proteger ese email. Ha de ser una cuenta segura, con una contraseña fuerte, pues los ciberdelincuentes podrían usarla para vulnerarlo.

Cómo crear contraseñas seguras según el FBI

Cuidado con WhatsApp Web

WhatsApp Web, y también las apps de WhatsApp para Windows o Mac, nos dejan recibir y enviar mensajes desde un ordenador, sin interferir con la sesión principal del móvil. Por lo tanto, si nos lo dejamos abierto en algún equipo o nos lo hackean, los ciberdelincuentes nos podrían espiar sin que seamos conscientes.

El primer paso es saber si tenemos WhatsApp abierto en otra ubicación, que sería un síntoma claro de que debemos proteger la cuenta mejor.

Imagen - Cómo proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes

Si fuera así, hay cerrar todas nuestras sesiones abiertas en WhatsApp Web, y hacer memoria de si realmente las hemos abierto nosotros, o somos víctimas de algún hacker que ha aprovechado un descuido.

Protege tu móvil y su cuenta principal

WhatsApp está íntimamente vinculado a nuestro smartphone y número de teléfono, así que proteger estos dos elementos resulta imprescindible. En primer lugar, mantendremos la tarjeta SIM del número con un PIN de seguridad complicado de adivinar, por si nos la roban.

Respecto al propio móvil, limitaremos su acceso mediante el lector de huellas, un sistema seguro y cómodo. Utilizar una contraseña de acceso larga (con letras, números y símbolos) resulta más fiable, pero incómodo en el día a día, mientras que el reconocimiento facial puede ser engañado con una simple foto en determinados casos.

Imagen - Cómo proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes

Es cierto que se puede bloquear WhatsApp con huella dactilar, pero tampoco aporta mucho frente al bloqueo general del móvil, así que no es una medida imprescindible.

Asimismo hemos de procurar que nuestra cuenta de Google o Apple estén a salvo, pues dan acceso a muchas posibilidades útiles para los ciberdelincuentes. Por ejemplo, les permitiría acceder a la copia de seguridad en la nube de las conversaciones que hemos tenido.

Para ello podemos seguir los tutoriales para activar la verificación de dos pasos en Gmail / Google y, si poseemos un iPhone, la verificación en dos pasos de iOS.

No abras enlaces o archivos

Aunque sea bastante complicado de cumplir, muchas veces por WhatsApp nos llegan enlaces a webs peligrosas, e incluso ha ocurrido que ciertos archivos (fotos, vídeos, documentos, etc.) han aprovechado vulnerabilidades para robar cuentas.

En general, procuraremos no abrir enlaces de personas que no conocemos, o que parezcan sospechosos. También podemos evitar que las imágenes de WhatsApp se descarguen solas, algo que además ahorrará datos de la tarifa contratada.

Imagen - Cómo proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes

Por otro lado, también las aplicaciones instaladas en el teléfono pueden ser una amenaza grave. Mejor utilizar las tiendas oficiales App Store de iPhone y Google Play Store de Android. A veces en ellas se cuela malware, sobre todo en la Play Store, pero siempre es más seguro que instalar archivos APK en Android a través de fuentes desconocidas.

No confíes demasiado en WhatsApp

Por último, y aunque estas medidas sin duda complicarán las cosas a los ciberdelincuentes, hemos de considerar que WhatsApp no es 100% seguro. Las dudas alrededor de su cifrado son muchas, así que la privacidad no está en absoluto garantizada.

Según Pavel Durov, fundador de Telegram, en realidad WhatsApp añade fallos de seguridad para dar acceso a las agencias de espionaje gubernamentales, de modo que mantiene el cifrado, pero hace posible franquearlo a algunas organizaciones concretas.

Es decir, que al menos organismos de inteligencia como la NSA o la CIA son capaces de saltarse el cifrado. Esta falsa seguridad ha generado casos tan llamativos como que un príncipe saudí hackeará el móvil del director ejecutivo de Amazon con objetivos políticos.

Es decir, que quizá la mejor forma de proteger nuestros chats es buscar alternativas a WhatsApp, y algunas como Telegram o Signal ponen mucho peso en la seguridad.

Por lo tanto, proteger WhatsApp de los ciberdelincuentes es posible, pero no debemos engañarnos con la ilusión de una privacidad completa, pues la aplicación sufre demasiados problemas como para considerarla a prueba de ciberataques.

Cómo proteger WhatsApp para que no te puedan espiar

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios