8 mitos comunes sobre la señal WiFi

8 mitos comunes sobre la señal WiFi

El WiFi es ese compañero invisible que nos acompaña a todas partes, desde la comodidad de nuestro hogar hasta el aeropuerto que tenemos que visitar antes de nuestro próximo viaje. Por ello, sería interesante que a continuación conocieses 8 mitos comunes sobre la señal WiFi que te sorprenderán.

Continúa leyendo para conocer las implicaciones que tiene el WiFi en la salud, las diferencias entre distintos términos técnicos que se suelen confundir, y otras cuestiones.

"El WiFi es dañino para la salud"

El WiFi utiliza ondas de radio para transmitir información entre tu dispositivo y el router. Estas ondas de radio son una forma de radiación electromagnética, pero es importante entender que no toda la radiación es perjudicial.

La radiación electromagnética se divide en dos tipos: ionizante y no ionizante. La radiación ionizante es la que tiene suficiente energía para arrancar electrones de los átomos, lo que puede dañar las células y el ADN. Esto incluye las radiaciones ultravioleta, los rayos X y los rayos gamma.

En este caso, el WiFi emite radiación no ionizante. Además, la cantidad de radiación emitida por los routers WiFi es muy baja.

"La señal WiFi puede atravesar cualquier objeto sin problemas"

Imagen - 8 mitos comunes sobre la señal WiFi

Este es un mito común. En realidad, muchos factores en el entorno físico pueden atenuar o debilitar la señal WiFi, lo que puede dar como resultado una conexión lenta o inestable.

Diferentes materiales tienen diferentes niveles de absorción y refracción de las ondas de radio. Los materiales densos y metálicos, como el acero, pueden bloquear significativamente las señales WiFi.

Otros materiales, como la madera o el vidrio, pueden permitir que la señal WiFi los atraviese con menos interferencia, pero aún pueden debilitar la señal hasta cierto punto. Conoce otras 10 cosas que interfieren en la señal WiFi.

Además, la cantidad de objetos en el camino de la señal WiFi también puede tener un impacto. Un entorno con muchos obstáculos, como paredes y muebles, puede dispersar y debilitar la señal WiFi.

Por lo tanto, si estás experimentando problemas con tu señal WiFi, uno de los primeros pasos que podrías tomar sería considerar la ubicación de tu router. Ubicarlo en un lugar central y abierto puede ayudar a minimizar la cantidad de obstáculos en el camino de la señal y podría mejorar la calidad de tu conexión WiFi.

"La velocidad de Internet y la señal WiFi son lo mismo"

La velocidad de Internet y la señal WiFi son dos aspectos diferentes de la experiencia de navegación en línea, y es un error común confundirlos como si fueran lo mismo.

La velocidad de Internet se refiere a la rapidez a la que puedes descargar o subir datos a través de tu conexión a Internet, y está determinada por tu proveedor. Los paquetes de Internet suelen ofrecer velocidades específicas, como 100 Mbps de descarga y 50 Mbps de subida.

Mejor operador de móvil 2023 por velocidad, latencia y 5G

Por otro lado, la señal WiFi se refiere a la fuerza de la conexión inalámbrica entre tu router y tus dispositivos. La señal WiFi puede verse afectada por una serie de factores, incluyendo la distancia entre tu dispositivo y el router, los objetos físicos que puedan bloquear la señal, e interferencias de otras redes WiFi o dispositivos electrónicos.

Una señal WiFi fuerte significa que hay una buena comunicación entre tu dispositivo y el router, pero no necesariamente implica que tu velocidad de Internet sea alta.

Así que, aunque puedes tener una señal WiFi muy fuerte, la velocidad real de Internet puede ser baja si tu ISP proporciona una velocidad de Internet baja. Por el contrario, podrías tener una velocidad de Internet muy alta, pero experimentar una navegación lenta porque la señal WiFi entre tu router y tu dispositivo es débil.

"Los dispositivos que no están en uso no afectan la velocidad del WiFi"

Esto, aunque pueda parecer lógico, no es completamente cierto.

Cada dispositivo conectado a una red WiFi, incluso si no se está utilizando activamente, puede estar realizando actualizaciones en segundo plano, sincronizando datos, recibiendo notificaciones, etc. Estos procesos pueden usar una cantidad sorprendente de ancho de banda, lo que puede ralentizar la velocidad de WiFi para otros dispositivos que se están utilizando activamente.

Además, los routers tienen un número limitado de dispositivos que pueden manejar eficientemente a la vez. Si tienes muchos dispositivos conectados, incluso si no están en uso, pueden saturar la capacidad del router para manejar las conexiones y administrar el tráfico de la red. Esto puede conducir a una disminución en la velocidad de la red y la eficiencia general de la conexión WiFi.

Por lo tanto, una buena práctica para mantener la velocidad y la eficiencia de tu red WiFi es desconectar los dispositivos que no estás utilizando, especialmente si tienes una gran cantidad de dispositivos en tu hogar o lugar de trabajo.

"Una mayor cantidad de barras de señal WiFi siempre significa una mejor conexión"

La cantidad de barras que ves en la indicación de señal WiFi de tu dispositivo representa la intensidad de la señal que tu dispositivo está recibiendo del router. Aunque una señal más fuerte generalmente puede mejorar la calidad de tu conexión WiFi, no garantiza necesariamente una mejor experiencia de navegación o de descarga.

La razón de esto es que la velocidad de tu conexión WiFi también depende de otros factores, incluyendo la cantidad de dispositivos conectados a la misma red, la capacidad de procesamiento de tu dispositivo y la velocidad de Internet que te proporciona tu proveedor de servicios.

Además, la cantidad de barras puede no reflejar con precisión la calidad real de la conexión. Las barras pueden mostrarte la fuerza de la señal, pero no te muestran la calidad del canal, la congestión de la red, ni las interferencias que pueden estar afectando a tu señal.

Por lo tanto, incluso si ves que tienes "barras llenas" de señal WiFi, aún podrías experimentar estas incidencias. No obstante, aquí te ayudamos más a fondo a solucionar problemas de conexión a Internet.

"El canal WiFi no importa"

Imagen - 8 mitos comunes sobre la señal WiFi

En realidad, el canal WiFi puede tener un impacto significativo en la calidad y velocidad de tu conexión inalámbrica.

Los routers WiFi emiten su señal en un rango de frecuencia específico, que se divide en varios canales. En las bandas de frecuencia de 2.4 GHz y 5 GHz, hay múltiples canales disponibles. Sin embargo, muchos de estos canales se superponen entre sí, lo que puede provocar interferencias si varios routers en la misma área están utilizando canales superpuestos.

La elección del canal adecuado es especialmente importante en áreas densamente pobladas, como los complejos de apartamentos, donde muchos routers pueden estar funcionando al mismo tiempo. Si todos los routers están configurados para utilizar el mismo canal, puede haber mucha interferencia, lo que ralentiza la velocidad de la conexión WiFi.

Para evitar esto, puedes cambiar el canal en el que opera tu router WiFi a uno que esté menos congestionado. Muchos routers incluso tienen una característica de "selección automática de canal" que escogerá el canal menos congestionado para ti.

"Más antenas en el router siempre significan mejor señal y rendimiento"

En teoría, un mayor número de antenas puede ayudar a mejorar la capacidad de la tecnología MIMO (Multiple Input, Multiple Output), que permite que múltiples datos se transmitan y reciban simultáneamente, mejorando la eficiencia del ancho de banda y la calidad de la señal.

Sin embargo, el rendimiento real depende de varios factores, incluyendo el diseño de las propias antenas, la calidad del hardware del router, la implementación de la tecnología de las antenas, la ubicación del router, la configuración de la red, los obstáculos físicos en el entorno y la interferencia de otras redes inalámbricas.

Además, los dispositivos cliente también juegan un papel importante. Por ejemplo, si tu dispositivo solo es compatible con una o dos transmisiones espaciales (es decir, tiene una o dos antenas internas), no podrá aprovechar las capacidades de un router con muchas antenas.

"Las VPN siempre ralentizan tu conexión a Internet"

Si bien es cierto que una VPN puede tener un impacto en la velocidad de tu conexión debido al proceso de cifrado y al hecho de que tus datos se están enviando a través de un servidor VPN, no siempre es el caso de que experimentarás una ralentización significativa.

Primero, la calidad y la ubicación del servidor VPN pueden afectar la velocidad de tu conexión. Sin embargo, muchos proveedores de VPN de buena reputación ofrecen una gran cantidad de servidores y gestionan su capacidad para minimizar este impacto.

Además, algunas VPNs modernas utilizan técnicas de optimización y protocolos de transmisión más rápidos para minimizar la latencia y acelerar la velocidad de transmisión de datos, como podrás comprobar si revisas las mejores VPN gratis.

Como puedes ver, dejar de creer en estos 8 mitos comunes sobre el WiFi nos puede dar considerables beneficios en nuestro día a día mientras navegamos. ¡Esperamos que así sea y que puedas aprovechar al máximo tu conexión!

Crear una red WiFi con el móvil

  • Ver Comentarios